Suspendido de empleo y sueldo un director de sucursal en Murcia por una estafa millonaria

  • El supuesto autor, director de una oficina de Cajamar en Águilas, diseñó un complejo entramado financiero.

Comentarios 4

El director de la sucursal de Cajamar en Águilas, situada en la carretera de Lorca, acusado presuntamente de operaciones financieras fraudulentas ha sido suspendido de empleo y sueldo, según han informado fuentes de la entidad bancaria en un comunicado. La entidad ha sido la que ha denunciado ante la Guardia Civil las irregularidades detectadas en la citada oficina, "unas irregularidades que apuntan a que su director pudiera haber cometido delitos contra la propiedad y el tráfico mercantil", han precisado las mismas fuentes.

Cajamar Caja Rural ha asegurado que "responderá y salvaguardará el patrimonio de sus clientes, los cuales quedarán indemnes de las actividades presuntamente delictivas del citado director de oficina, que ha sido suspendido de empleo y sueldo y apartado de la entidad". Sobre la cuantía defraudada y el periodo de tiempo en que se ha producido, han indicado que "no podemos facilitar datos concretos al haberse decretado secreto de sumario".

La Guardia Civil de la Región Murcia desarrolla desde noviembre la operación Tapadera, iniciada a raíz de la denuncia presentada ante la Guardia Civil contra un ex empleado del que sospechaban la comisión de actividades irregulares e ilícitas en el ámbito de sus competencias. Dada la importancia y entidad de los delitos económicos investigados, desde el primer momento la Autoridad Judicial competente decretó el secreto de las actuaciones, situación que se mantiene hasta la fecha, al encontrarse la operación policial abierta.

Según han informado fuentes de la Benemérita, desde el primer momento se ha contado con la estrecha colaboración y transparencia de la entidad bancaria afectada, que ha puesto a disposición de los investigadores todos los recursos humanos y materiales necesarios para el total esclarecimiento de los hechos, dada la complejidad de la investigación y el elevado número de clientes afectados. Los clientes afectados por el fraude han sido debidamente atendidos e informados tanto por los investigadores de la Guardia Civil especializados en delincuencia económica como por la propia entidad bancaria, para evitar una injustificada e innecesaria alarma dado el ámbito local del fraude.

La eficacia, rapidez y control que se está ejerciendo sobre las numerosas operaciones financieras fraudulentas que han sido detectadas, y que ascienden a varios millones de euros, ha sido determinante para evitar poner en peligro el patrimonio económico de los clientes de la entidad bancaria, debiendo ser igualmente destacada la propia colaboración de los afectados. La estafa millonaria detectada se ha venido desarrollando durante varios años en un complejo y opaco entramado financiero diseñado por el supuesto autor, pero finalmente pudo ser descubierto por los propios servicios de control interno de la entidad bancaria, que no dudaron en poner en conocimiento de los hechos a la Guardia Civil.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios