Tráfico duplica los controles de velocidad con 264 radares móviles

  • La DGT asegura que bajar un 5% la velocidad media reduciría un 20% los accidentes mortales · La campaña estará vigente durante los próximos 15 días y controlará a 100.000 vehículos diarios

2.000

La Dirección General de Tráfico (DGT) puso en marcha ayer, y hasta el próximo día 23, una campaña especial de vigilancia sobre los límites máximos de este factor de riesgo para la conducción en la que 264 radares móviles controlarán la velocidad de, al menos, 100.000 vehículos diarios. Con esta campaña, presentada ayer a los medios de comunicación bajo el lema Todos sabemos que si respetamos los límites de velocidad habrá menos víctimas en las carreteras ¿Por qué no lo hacemos?, Tráfico duplicará el número de controles durante las dos próximas semanas para vigilar 1,5 millones de vehículos.

La Guardia Civil de Tráfico situará los 264 radares móviles en unos 2.000 tramos de las carreteras españolas, excepto en el País Vasco y Cataluña, comunidades que tienen transferidas las competencias en esta materia. Durante 2008, año en el que fallecieron 576 personas víctimas de accidentes ocasionados por la velocidad, Tráfico controló la velocidad de 25 millones de vehículos y 65.000 conductores fueron denunciados.

La DGT insiste en que un descenso del 5% en la velocidad media supone una reducción del 20% de los accidentes mortales y del 10% de los accidentes con heridos. Además, según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), a partir de una velocidad de 80 km/h las posibilidades que tiene un peatón de no resultar muerto son prácticamente nulas.

Según los datos aportados por Tráfico la velocidad inadecuada como factor concurrente estuvo presente en más de una cuarta parte de los accidentes mortales ocurridos el año pasado -501 de 1.930- de los cuales, 429 se produjeron en carretera secundaria y 72 en autopista-autovía. Respecto a los 2.182 fallecidos en 2008, la cifra de muertos por velocidad (datos provisionales) fue de 576 personas, 499 personas en carretera secundaria y 77 en autopista-autovía. Así, la velocidad inadecuada sigue apareciendo como factor concurrente del accidente en el 26% de los accidentes mortales ocurridos en las carreteras. En cualquier caso, la DGT afirma que la velocidad media de los conductores continúa disminuyendo -se ha pasado de 116,7 km/h en 2005 a 114 km/h en 2007- y el número de vehículos detectados por radares a más de 140 km/h, también se ha reducido.

El incumplimiento de los límites de velocidad contemplados por la Ley de Seguridad Vial y el Reglamento General de la Circulación, está tipificado como infracción grave o muy grave, sancionadas con multas de 90 a 600 euros. Además, el artículo 379 del Código Penal, estipula que "el que condujere un vehículo de motor o un ciclomotor a velocidad superior en 60 km/h en vía urbana o en 80 en vía interurbana a la permitida reglamentariamente, será castigado con la pena de prisión de tres a seis meses o a la de multa de seis a doce meses y trabajos en beneficio de la comunidad. Asimismo, el sistema de permiso por puntos contempla la pérdida entre 2 y 6 puntos por este tipo de infracción dependiendo del exceso de velocidad cometido. Desde la entrada en vigor de la ley, más de un 40% de las sanciones y más de un 35% de los puntos detraídos lo han sido por causa del exceso de velocidad.

El inicio de esta campaña coincide con la puesta en marcha de un nuevo radar fijo en la A-6 (carretera de La Coruña) en un tramo considerado peligroso a la salida del túnel de Guadarrama en sentido Madrid donde la velocidad está limitada a 100 km/h. El dispositivo estará instalado en octubre o noviembre en el tercer túnel de Guadarrama (Madrid, con 3,1 kilómetros). El objetivo es reducir el exceso de velocidad y con ello el riesgo de que se produzcan accidentes "en este tramo de especial peligrosidad al tratarse de un túnel, espacio en el que hay que extremar las medidas de seguridad". Se trata de un control de velocidad media por tramos, lo más avanzado en sistemas de vigilancia del tráfico. Es eficaz, no descansa ni de noche ni de día y su margen de error es microscópico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios