Tripulantes de un barco secuestrado retoman el mando tras matar a 2 piratas

  • El único pirata sobreviviente ha declarado que la tripulación mantiene a otros 10 secuestradores bajo custodia y que ha escapado tras saltar al agua.

Los tripulantes de dos barcos egipcios capturados por piratas en aguas somalíes el pasado abril mataron a dos de los secuestradores y retuvieron a otros 10 tras enfrentarse a ellos y tomar el mando de las embarcaciones, aseguró este viernes el único pirata que consiguió escapar con vida tras el enfrentamiento.

Según la fuente, los 40 tripulantes empezaron a atacar ayer a los piratas con palos y hachas y consiguieron hacerse con algunas de las armas de los secuestradores después de que las conversaciones entre la empresa dueña de la embarcación y los atacantes fracasaran.

El único pirata superviviente, que se identifica como Miraa, dijo desde el hospital de Badhan, que 10 secuestradores más están ahora bajo la custodia de los tripulantes de los barcos egipcios. "Vi como mataban a dos de mis compañeros, y matarán a más porque están muy enfadados", afirmó Miraa. "Tuve que saltar al agua cuando me quitaron el arma y me hirieron con un hacha porque era lo único que podía hacer", agregó.

Las dos embarcaciones egipcias, que tras el enfrentamiento con los secuestradores navegaron hacia las costas de Yemen, estaban siendo retenidas cerca de la costa de Badhan desde el pasado mes de abril, cuando los piratas somalíes las capturaron en las aguas del Golfo de Adén.

Un remolcador italiano y sus 16 tripulantes fueron liberados el pasado lunes después de que se pagaran cuatro millones de dólares por su rescate a los piratas, según confirmó públicamente en Badhan un oficial de la localidad, Sheikh Mohamud Mohamed.

Mohamed instó anoche a los ciudadanos de Badhan a que evitaran aceptar el dinero del rescate o comerciar con los secuestradores: "Está prohibido hacerse con el dinero de los demás a la fuerza, por lo que pido a la gente de Badhan que no utilicen el dinero de los piratas".

Mohamed también urgió a las autoridades de la región de Puntlandia a que actuaran contra los piratas que están invirtiendo este dinero en negocios y en viviendas de la zona. "Se están convirtiendo en los modelos a seguir de las nuevas generaciones, y las autoridades deben evitar que inviertan su dinero" en la zona, insistió Mohamed.

Los piratas de Somalia han secuestrado más de 40 embarcaciones en el último año y han recibido más de 200 millones de dólares en rescates.

Esta no es la primera vez que la tripulación de un barco secuestrado se rebela contra los piratas. El pasado mes de abril, los ocupantes del Maersk Alabama se enfrentaron a los captores. Aunque la mayoría de ellos quedaron en libertad, el capitán de la embarcación, Richard Phillips, siguió bajo la custodia de los piratas hasta que un equipo de rescate estadounidense mató a tres de los secuestradores y arrestó a otro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios