El VIH ya ha matado este año a 350.000 niños

  • Los datos evidencian que hay un abismo entre ricos y pobres en el acceso a las terapias antisida

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) advirtió ayer de que más de 350.000 niños fallecieron en lo que va de 2007 a causa de enfermedades relacionadas con el sida y que alrededor de 15 millones de niños perdieron a uno o a ambos padres causa de la epidemia. "Tras 25 años de epidemia de sida, la infancia sigue en riesgo", afirmó el organismo de la ONU en un comunicado. En la actualidad, según Unicef, 2,3 millones de menores de 15 años están infectados por el virus de inmuodeficiencia adquirida (VIH).

"El sida está destruyendo el significado tradicional de la infancia, privándola de derechos como, la educación, la familia, la atención social, atentando contra el desarrollo global de los niños y niñas", añadió esta organización humanitaria. Según Unicef, sólo una de cada diez mujeres embarazadas recibe tratamiento con fármacos antirretrovirales que impiden la transmisión de VIH a su bebé. Más del 80 por ciento de los niños y niñas se contagian a través de esta vía. Asimismo, según la agencia de la ONU para la infancia, la mitad de los niños infectados mueren antes de llegar a los dos años. "La mayoría de estas muertes podrían ser prevenidas gracias a antibióticos y tratamientos ARV", precisó Unicef.

Casi diez millones de jóvenes de entre 15 y 24 años han sido infectados por el virus VIH. No obstante, "la prevención funciona: la prevalencia de infección por VIH en jóvenes en muchos países africanos ha bajado", señaló Unicef.

Otro dato significativo indica que 12 millones de los 15 millones de niños huérfanos por el sida viven en África Subsahariana, donde "los niños y niñas has perdido profesores, modelos de conducta y amigos".

A juicio de la directora ejecutiva de Unicef, Ann M. Veneman, "la mayoría de estas muertes son evitables. Las nuevas estadísticas enseñan a que el progreso es posible si se aumentan las intervenciones". En ese sentido, la organización humanitaria advirtió de que se necesitan mil millones de euros antes de 2010 para detener y comenzar a invertir la dinámica de propagación de la enfermedad para el año 2015.

Sin embargo, en los países ricos, la transmisión del sida de madres a hijos ya es inferior al uno por ciento, mientras que en los países en vías de desarrollo las tasas de transmisión alcanzan entre el 25 y el 45 por ciento, una "prueba de una disparidad terrible en las estrategias de lucha contra el sida a nivel global", según datos manejados por la ONG Médicos sin Fronteras (MSF). "El sida infantil continúa constatando una discriminación brutal en la lucha contra la epidemia en el mundo", alertó ayer la organización. Según MSF, "la enorme disparidad de las cifras de los pacientes de sida pediátricos refleja una fuerte discriminación, como constata el hecho de que más del 88 por ciento de los niños que han adquirido la infección viven en el África Subsahariana y sin acceso a servicios de atención y tratamiento".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios