Wert ve "evidencias" que vinculan el independentismo con el rumbo del sistema educativo

  • El ministro garantiza que "va a hacer efectivo" el derecho a que cualquier alumno sea educado en castellano e insiste en que "la reforma educativa no pretende ser una recentralización".

Comentarios 11

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, ha afirmado que "hay algunas evidencias" que relacionan el crecimiento del sentimiento independentista en algunas comunidades autónomas "con la dirección que ha llevado el sentido educativo" y ha puesto en duda que los principios constitucionales de igualdad, solidaridad y equidad estén bien atendidos cuando, por ejemplo, "en el País Vasco el gasto en educación por alumno es el doble que en Andalucía". 

En una entrevista a Telemadrid, Wert ha precisado que su reforma educativa "no pretende ser una recentralización", sino que trata de "eliminar lo que ha sido el desenfoque que ha tenido el proceso educativo en España". En este sentido, ha puesto como modelo a Finlandia al entender que este país "da una inmensa autonomía a los centros educativos, pero mantiene un currículo nacional y evalúa con arreglo a unas pautas bien definidas". 

Preguntado si el Gobierno es "incapaz" de que se cumpla la Constitución y de que en Cataluña y en Baleares un niño pueda estudiar en castellano, Wert ha respondido que está "firmemente dispuesto" a resolver este asunto, pero que es un asunto que "va más allá de la Alta inspección del Estado".  "No debe quedar la menor duda respecto a que en esta Legislatura este tema va a tener una solución práctica, porque el problema no es lo que diga la ley, que lo dice claramente, y es que todo el mundo tiene derecho a que el castellano sea la lengua vehicular en que reciba la educación. No basta con la llamada atención individualizada para entender ese derecho, sino que hay que hacerlo efectivo y yo garantizo que eso lo vamos a hacer", ha asegurado.

Por otra parte, el ministro de Educación ha señalado que "ésta no es una ley ideológica sino que está inspirada en dos objetivos muy claros". Así, ha mostrado su intención de "eliminar la existencia de 17 sistemas autonómicos con diferentes rendimientos e inversión" y mejorar el rendimiento educativo, ya que "España tiene más del doble de tasa de abandono educativo temprano respecto a los países en los que los jóvenes van a tener que competir".

Wert ha insistido en que hasta ahora sólo se ha conocido un modelo de política educativa, puesto que "todas las leyes que entraron en vigor han sido formuladas por el partido socialista". De todas formas, ha señalado que no quiere que esta ley "sea del PP" y apuesta por un consenso amplio para que tenga "vocación de durar". "No podemos conformarnos con decir que tenemos la mejor generación de la historia de España, sino que hay que prepararles para competir en un mercado global", ha apostillado.

Sobre las pruebas externas estandarizadas y externas que se realizarán a los estudiantes de educación Primaria y Secundaria, Wert se ha mostrado crítico con el "ánimo descalificador" con el que se ha acuñado el término de 'révalidas'. Además, ha insistido en que "la voluntad no es la de dejar gente en el camino, sino reducir la tasa de abandono escolar temprano".  "En Primaria no estamos poniendo barreras sino semáforos", ha matizado el ministro. Asimismo, ha defendido la medida en un momento en el que "la sociedad empieza a hacerse una idea del drama individual y social que supone el abandono escolar", una situación que "condena a la precariedad laboral y a no tener una integración social y personal de éxito en la vida". 

En cuanto al adelanto de los itinerarios hacia la Formación Profesional desde tercero de la ESO y que la oposición, que la oposición ha tachado de medida "segregadora", el ministro ha criticado esta valoración, al tiempo que ha afirmado que se trata de un mensaje está "inaceptable social y políticamente. A su juicio, esta iniciativa incluida en la reforma proporciona más empleabilidad y ha explicado que en la ley se plantean pasarelas "de ida y vuelta".

Sobre la partida de becas, el titular de Educaión ha defendido que las becas generales, "las que tienen un componente social", mantienen el importe que tenían con el anterior Gobierno y "no se toca". Asimismo, las ha diferenciado de aquellas que no están relacionadas con la situación social y familiar del estudiante, que son las de idiomas, Erasmus o de excelencia, que, según ha recordado, "se conceden al margen del nivel de renta". "Cada vez que ha habido que priorizar y es evidente que en una situación como esta hay que priorizar, el criterio de priorización ha sido sólo uno: mantener la equidad y por tanto preservar la dotación de las becas", ha aclarado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios