Los afectados por el incendio de La Palma recibirán una ayuda autonómica de 8.500 euros por familia

  • La mejora del tiempo ha facilitado las labores de extinción del fuego, que no afecta a zonas habitadas y ha bajado de intensidad gracias a las descargas de agua.

Los afectados por el incendio que desde el pasado viernes asola la isla de La Palma recibirán un total de 8.500 euros por familia, según recoge el decreto de ayudas y medidas urgentes y de carácter excepcional aprobado este lunes por el Gobierno de Canarias para reparar los daños producidos por el fuego. El plan también contempla indemnizaciones a las producciones agrícolas y ganaderas no incluidas en el vigente plan de seguros agrarios combinados, así como a empresas del sector turístico.

El Gobierno canario considera las consecuencias del incendio de la Palma muy graves tanto por las hectáreas quemadas como por las repercusiones para la seguridad de las personas y sus bienes, "ya que el fuego ha afectado a núcleos urbanos y viviendas en el ámbito rural, que han obligado a la evacuación de personas que han tenido que ser desalojadas de sus viviendas", según recoge el propio decreto de ayudas.

El decreto contiene varios paquetes de medidas, en primer lugar, una ayuda de emergencia extraordinaria con destino a paliar las necesidades más básicas y perentorias de las familias que han visto dañada seriamente su vivienda y han perdido los enseres básicos, independiente y compatible con las recibidas desde otras Administraciones Públicas. Estas ayudas llegarán hasta un importe máximo de 8.500 euros por familia. 

El decreto recoge también ayudas en materia de vivienda tanto para el alquiler como para la reparación, rehabilitación o reconstrucción de las viviendas. En concreto, se estipula, por ejemplo que en los supuestos en que, como consecuencia del incendio, se hubiera producido la destrucción total de la vivienda habitual, siempre que la misma no esté asegurada contra incendios, y si lo estuviera, en la cantidad que no sea cubierta por dicho seguro, la Administración Pública de la Comunidad Autónoma de Canarias concederá una ayuda de hasta el 50 por ciento del coste de restitución o reparación. 

Para reparación, rehabilitación y reconstrucción de la vivienda no habitual, se establecen varias medidas atendiendo a otros tantos supuestos. Por ejemplo, si como consecuencia del incendio se hubiera producido la destrucción total de la vivienda, sus propietarios podrán ser beneficiarios de una ayuda económica hasta un límite máximo de 12.000 euros. 

El decreto recoge también ayudas por daños en vehículos hasta un máximo de 6.000 euros. De la misma manera, se establecen indemnizaciones por daños en producciones e infraestructuras en el sector agrario. En ese sentido, el documento aprobado recoge que serán objeto de indemnización en las explotaciones ganaderas, las pérdidas producidas como consecuencia de los daños registrados sobre áreas de aprovechamiento ganadero, siempre y cuando los animales de dichas explotaciones estén asegurados en cualquiera de las líneas de seguros contenidas en dicho plan. 

En cuanto a las empresas y profesionales en el sector turístico, el decreto recoge que serán objeto de ayudas las explotaciones turísticas, hosteleras y de restauración, titularidad de empresas que cuenten con menos de 50 trabajadores, así como, en su caso, las pérdidas ocasionadas a los titulares de las explotaciones turísticas con motivo del obligado desalojo de los establecimientos por razón de dichos incendios. Se establecen también ayudas a empresas y profesionales que cuenten con 49 o menos trabajadores y hayan sufrido daños que hayan sido causados de forma directa por los incendios.

Evolución

El consejero de Seguridad y Emergencias del Gobierno de Canarias, José Miguel Ruano, señaló que las labores de extinción durante la noche del domingo al lunes fueron "más complicadas" de lo previsto, ya que en la zona de la Montaña de la Horqueta, a unos 1.200 metros de altura, algunas de las líneas de defensa fueron superadas por el fuego.

A lo largo del lunes, los medios aéreos de extinción trabajaron para reducir la altura de la llama con el objetivo de que los medios terrestres pudieran reanudar su actividad. En esta tesitura, uno de los retenes del cabildo insular tuvo que evacuarse de la parte volcánica de la cordillera central. Respecto al frente occidental, está "totalmente contenido", por lo que se trabaja en la zona de la Horqueta para que las llamas "no prosperen" hacia el municipio de El Paso. El consejero no quiso aventurar cuando se prevé que esté controlado el incendio que, según los últimos datos, ha quemado ya entre 2.600 y 2.700 hectáreas.

Según el consejero la mejora del tiempo ha facilitado las labores de extinción aunque dificultó la visibilidad a los medios aéreos como consecuencia de que un mar de nubes que cubrió la zona del principal foco. No obstante, el fuego no afecta a zonas habitadas y "ha bajado de intensidad gracias a las descargas de agua", pese a que, "el dispositivo terrestre es el que siempre apaga el fuego", apostilló.

Sobre el origen del incendio, Ruano matizó que aún se está investigando aunque apuntó que se baraja la "hipótesis" de que sea consecuencia de unos fuegos artificiales. Las pesquisas las desarrolla el juzgado de guardia de Santa Cruz de La Palma.

Ayudas del Gobierno

Por su parte, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) aseguró que se mantiene la inversión en prevención de incendios prevista para el periodo 2007-2013 y explicó que la reducción del montante estipulado en 2009 (18 millones frente a los 25 del año pasado) se debe al "balance de las justificaciones de inversión de las cantidades transferidas en los años 2007 y 2008 a las distintas autonomías". 

"Sin embargo, no supone una reducción de la cantidad que el Estado se comprometió a transferir a las comunidades autónomas durante el periodo 2007-2013", explicó el MARM en un comunicado, en el que reitera que la cantidad establecida para prevención de incendios a invertir hasta 2013 asciende a 175,9 millones de euros para el conjunto de las regiones.

Esta cantidad "se debe observar en un contexto plurianual", según el Ministerio, porque se irá repartiendo el presupuesto de forma que se "compensen las diferencias a lo largo del período" de ejecución entre lo que reciben y gastan las distintas regiones. En 2009, esta partida ascenderá a 18,1 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios