Tres años de prisión por cobrar durante 24 años la pensión de un familiar fallecido

La Audiencia Provincial de La Coruña ha condenado a un matrimonio, acusado de fraude contra la Seguridad Social y falsedad documental, a tres años y nueve meses de prisión por cobrar durante más de 20 años la pensión de un familiar fallecido. Tras alcanzar un acuerdo de conformidad con la Fiscalía, a los acusados, además de las penas solicitadas por el Ministerio Público, se les ha impuesto el pago de una multa de 67.800 euros por cobrar durante 24 años la pensión de discapacidad del padre de la ya condenada.

A lo largo de esos años, tal y como se recoge en el escrito de la Fiscalía, ni el yerno ni la hija comunicaron a la Xunta el fallecimiento del beneficiario, por lo que la Administración continuó ingresando la cuantía de las prestaciones en la cuenta bancaria que el fallecido compartía con su esposa, muerta en 2015.

De este modo, durante más de dos décadas cobraron indebidamente 68.000 euros correspondientes a las ayudas por discapacidad del padre desaparecido.

Para ello, el condenado cubría la documentación requerida haciéndose pasar por su suegro y su mujer, hija de los fallecidos, estampaba "de su puño y letra una firma que simulaba ser la de su padre fallecido", recoge la Fiscalía. De esta forma, los acusados falsificaron hasta en cuatro ocasiones su firma, después de que el hombre falleciese en abril de 1991.

El matrimonio repitió este proceso administrativo para cobrar indebidamente las ayudas hasta que en 2013 la Xunta requirió del beneficiario su consentimiento para investigar sus datos económicos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios