El arzobispo de Lyon niega que encubriera a un sacerdote pederasta

La Policía francesa interrogó ayer al cardenal arzobispo de Lyon, Philippe Barbarin, dentro de la investigación que lleva a cabo sobre las actividades de un cura pederasta a principios de los 90, y le preguntó por qué no informaron del caso a las autoridades civiles. El prelado negó haber encubierto las actividades del padre Bernard Preynat, según su abogado.

El cardenal Philippe Barbarin, de 65 años, declaró en calidad de testigo por oficiales de la Brigada de Protección de Familia e Infancia. "Como cualquier testigo, ha sido preguntado por lo que sabía", señaló su letrado, quien añadió que el interrogatorio no supondrá ninguna obligación de acudir a juicio, la apertura de ninguna investigación o acusación.

Víctimas de abusos habían manifestado quejas respecto al prelado por errores en el proceso para informar de los incidentes a las autoridades judiciales, así como por mantener en su lugar al sacerdote acusado. Preynat fue puesto bajo investigación judicial en enero por presuntos abusos sexuales en los Boy Scouts católicos en 1991 y, posteriormente, fue puesto en libertad bajo fianza.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios