Las autoridades esperan que las pruebas de ADN confirmen el incesto

  • Esta tarde las autoridades austríacas darán a conocer el resultado de los análisis de ADN de la familia Fritzl.

Las autoridades austríacas anunciaron que darán a conocer esta tarde el resultado de los análisis de ADN de la familia Fritzl, que se espera confirmen que Josef Fritzl, de 73 años, es el padre de los seis hijos de su propia hija, Elisabeth.

"El resultado sólo va a confirmar lo que en realidad ya sabemos", dijo hoy el jefe de la policía de Baja Austria, Franz Polzer, a la agencia APA.

Añadió que esos datos se darán a conocer en la rueda de prensa convocada para las 15.30 hora local (13.30 GMT) de hoy en Amstetten, la localidad del Estado federado de Baja Austria donde vive la familia Fritzl.

Mientras, un equipo de agentes especializados continuaban sus pesquisas en el sótano donde Elisabeth, de 42 años, fue forzada por su padre a vivir recluida durante los últimos 24 años, y también violada por él sistemáticamente.

Como consecuencia de ello, tuvo siete hijos de su padre, de los cuales uno murió, tres vivieron siempre con su madre en el subterráneo de 60 metros cuadrados, sin ventanas, y otros tres fueron "adoptados" por Josef y su esposa, Rosemarie, quien, al parecer, no sabía que el padre de los pequeños era su propio marido.

Los agentes analizaban y documentaban minuciosamente cada objeto encontrado en el lugar de los hechos, pero sólo esperaban descubrir ADN de las personas que vivieron en el sótano y del autor del delito, descartando que hubiese otros implicados.

"Para nosotros no hay absolutamente ninguna razón para pensar que otras personas podían haber accedido al sótano", dijo Polzer.

El acceso del zulo donde estuvo recluida Elisabeth junto a sus hijos, estaba cerrado herméticamente por una puerta de acero accionada con un motor electrónico y se abría con un código que sólo Josef Fritzl conocía.

Las autoridades continuaban hoy sin poder explicarse cómo el septuagenario ingeniero jubilado pudo mantener durante tanto tiempo una doble vida, adquirir y llevar a sus retenidos comida y vestimenta, así como retirar la basura de la vivienda secreta, sin que nadie del resto de su familia, ni los vecinos notaran nada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios