SORTEO DE NAVIDAD

El bombo de la ilusión es andaluz

  • La empresa chiclanera Fluidmecánica Sur es la encargada de la fabricación, mantenimiento y montaje del bombo más importante del sorteo de Navidad.

Comentarios 5

La Navidad está a la vuelta de la esquina, y con ella, el esperado sorteo del Gordo del día 22. Pero, ¿alguna vez se han preguntado de dónde vienen los bombos? El más importante, el de los números, es andaluz, concretamente de Chiclana de la Frontera (Cádiz). Se construyó hace cinco años y hasta el día de hoy sigue repartiendo suerte entre todos los españoles.

Fluidmecánica Sur es una empresa de servicios navales especializada en ingeniería mecánica, encargada también de la fabricación, montaje y mantenimiento del bombo de los números. Junto al más importante, en la empresa se han diseñado y elaborado una réplica del protagonista y un bombo más pequeño, el de los premios, ambos como reserva, que se encuentran en la Fábrica de Moneda y Timbre.

Además, los operarios de Fluidmecánica Sur prestan asesoramiento técnico durante el transcurso del sorteo más importante del año. "Lo que nosotros deseamos siempre es que termine rápido. Sobre todo que salga el Gordo rápido que es cuando termina la tensión", declara Rafael Vallejo, jefe de proyectos de Fluidmecánica Sur.

Vídeo: Historias de luz

Tras más de siglo y medio con 66.000 piezas en el bombo, este sorteo de 2011 será el primero que contenga 100.000 números. Desde el año 2006 se ha implantado una subida progresiva para que los premios puedan estar mejor repartidos y por ello, la empresa andaluza Fluidmecánica Sur ha fabricado un nuevo bombo 20 centímetros más ancho que su predecesor y así garantizar el carácter aleatorio de la salida de los números. "Las bolas tienen que rotar todas dentro, entonces necesita más capacidad de diámetro para que el volteo sea igual para todas", cuenta Paco Canto, jefe de equipo de la empresa.

Hecho de bronce y latón, el gigante esférico cuenta con 450 meridianos sujetos por más de 3.000 tornillos. Tres operarios fueron los encargados de fabricarlo, teniéndolo listo tras seis meses de duro trabajo. Su peso es de 500 kilos, que junto a los 300 de las bolas hacen que unos 800 kilos sean los encargados de repartir la ilusión en la mañana del día 22.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios