Un borrador de la cumbre de Bali plantea reducir emisiones en 12 años

  • El documento propone que los países industrializados reduzcan los gases emitidos entre un 20 y un 40% antes de 2020 · La ONU asume que las regiones en vías de desarrollo no aceptarán límites

El primer borrador confidencial de la declaración final de la conferencia sobre el cambio climático que se celebra en Bali (Indonesia), al que tuvo acceso DPA, subraya la necesidad de que los países industrializados reduzcan sus emisiones antes de 2020 entre un 25 y 40 por ciento por debajo del nivel de 1990. Hasta la fecha, parece que sobre todo EEUU, Canadá y Australia se resisten a aceptar la reducción de los gases de efecto invernadero. Durante los próximos días se seguirá trabajando sobre este borrador, pero si el objetivo de las reducciones en países industrializados no se suprime, las organizaciones ecologistas lo considerarán un éxito. Las negociaciones políticas al respecto arrancarán el miércoles, con la llegada de los ministros de Medio Ambiente de las naciones asistentes a la conferencia.

Participantes y observadores hacían ayer un balance positivo de la conferencia, donde el director de la secretaría de ONU para el cambio climático, Yvo de Boer, se manifestó optimista. "Observo una fuerte voluntad de lograr aquí el éxito", dijo. Sin embargo, De Boer explicó que lo que está claro es que los países en vías de desarrollo no aceptarán ninguna disposición vinculante para cumplir con sus objetivos de reducción de emisiones. Su punto de partida es que el cambio climático ha sido originado por los países industrializados y ellos tienen derecho al desarrollo.

El representante de la organización ecologista WWF Stephan Singer dijo mostró su satisfacción con el desarrollo de la conferencia. "Hemos visto movimiento sobre todo por parte de China, Brasil y Suráfrica. Están dispuestos a contribuir a la protección del medio ambiente". Singer, sin embargo, se mostró decepcionado con el hecho de que los países industrializados no aporten más medios para el trasvase de tecnología y la adaptación de los países en desarrollo al cambio climático.

Ayer era el Día del Bosque en la conferemcia y el ministro indonesio de Bosques, Malam Sambat Kaban, instó al reconocimiento internacional de la protección de las selvas tropicales. "Esperamos un acuerdo internacional para una gestión sostenible de los bosques a través de incentivos de mercado", dijo Kaban en Nusa Dua. Junto con otros países del Trópico, Indonesia promueve que la protección de las zonas forestales sea recompensada económicamente. La tala de bosques supone un 20 por ciento de las emisiones de gases de efeto invernadero, e Indonesia insta a que la reducción de estas emisiones sea más lucrativa que sacar provecho de las zonas forestales mediante la ganadería, la agricultura o la industria papelera. En Bali se debate si se debe extender un certificado a los países con bosques tropicales que demuestran que protegen sus bosques y, así, dejan de emitir gases perjudiciales. Estos certificados podrían ser adquiridos por emisores de gases de efecto invernadero que precisan ajustar sus emisiones.

1990

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios