La maestra británica queda en libertad tras el indulto del presidente sudanés

  • Parlamentarios del Reino Unido se reunieron con el mandatario para negociar la liberación de Gillian Gibbons

Comentarios 0

La maestra británica Gillian Gibbons, detenida en Sudán por permitir que sus alumnos bautizaran a un oso de peluche con el nombre de Mahoma, fue liberada ayer, después de una semana en la que fue detenida, juzgada, condenada y, finalmente, indultada.

Inmediatamente después de conocerse la noticia de su liberación, gracias al indulto del presidente sudanés, Omar Hasan al Bachir, unas 300 personas se concentraron frente a la Embajada británica para protestar por la medida. La mayoría de los manifestantes, pertenecientes a grupos islamistas, corearon eslóganes contra el Reino Unido y pidieron la ejecución de la profesora por haber insultado al Islam, a pesar de que las pena máximas a las que podía enfrentarse oscilaban entre los seis meses de cárcel, una multa o 40 latigazos.

El abogado Kamal al Yizuri afirmó que la profesora fue trasladada a la Embajada británica en Jartum y que se preveía que regresara a su país en las últimas horas de ayer con los dos parlamentarios británicos.

El anuncio del indulto a Gibbons lo hizo el presidente Bachir acompañado por dos lores, Nazir Ahmed (laborista) y la baronesa Sayeeda Hussain Warsi (conservadora), que negociaron su liberación y a los que animó, como musulmanes británicos, a "mejorar la imagen de Sudán" en Occidente, según dijo un portavoz presidencial, Mahgub Fadel.

Un amplio dispositivo policial en torno a la Embajada impidió el acceso de los manifestantes a su interior, donde horas después aún permanecía Gibbons con los dos parlamentarios. Gibbons, de 54 años y profesora de inglés en una escuela sudanesa fue detenida el 25 de noviembre bajo la acusación de haber ofendido al profeta Mahoma, tras recibir quejas de los padres de sus alumnos.

más noticias de SOCIEDAD Ir a la sección Sociedad »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios