El cambio climático causará cerca de 200 millones de migraciones

  • Un informe predice que las variaciones de la meteorología aumentarán de forma dramática el riesgo de hambre crónica

Las consecuencias para la migración y el desplazamiento de las personas podrían tener un alcance y llegar a una escala que excedería infinitamente cualquier cosa que haya ocurrido antes. Así se recoge en el informe En busca de refugio: localizando los efectos del cambio climático en las migraciones y desplazamientos humanos, publicado por la organización CARE Internacional y el Instituto para el Medio Ambiente y la Seguridad Humana de la Universidad de la ONU. El documento señala que al menos 200 millones de personas serán migrantes como consecuencia del cambio climático en el año 2050.

Dentro de las próximas décadas, las consecuencias del cambio climático podrían ser devastadoras. Charles Ehrhart, coordinador de Cambio Climático de CARE, declaró que aunque la migración y el desplazamiento humanos suelen ser el resultado de múltiples factores, "crece la influencia del cambio climático en la decisión de las personas de dejar su forma de vida y abandonar sus hogares".

México y los países de Centroamérica ya están experimentando los impactos negativos del cambio climático, donde se dan menos precipitaciones y más temporadas de huracanes e inundaciones. Según las previsiones, las precipitaciones en algunas zonas descenderán cerca de un 80% hacia 2080, lo que aumentará de forma dramática el riesgo de hambre crónica.

"Los impactos potenciales de la futura subida del nivel del mar aumentarán de forma alarmante", señaló Ehrhart, quien puso como ejemplo la zona del delta del río Mekong, en Vietnam. "Un aumento de dos metros del nivel del mar invadirá las casas de más de 14,2 millones de personas y sumergirá la mitad de la tierra agrícola de la región", sentenció.

La mayor parte de las personas buscarán refugio en sus propios países, pero otros atravesarán fronteras. El informe recuerda que los países más pobres no tienen instrumentos necesarios para conseguir una adaptación generalizada. Así, las s ociedades afectadas por el cambio climático pueden encontrarse encerradas en una espiral descendente de degradación ecológica.

En este escenario, demasiado plausible, las grandes poblaciones se verían obligadas a emigrar como una cuestión de supervivencia inmediata. El texto elaborado por CARE recuerda que la gente siempre ha dependido de las migraciones a corto y largo plazo como forma de tratar con los cambios climáticos. El desafío, continúa, es conocer la dinámica de la migración relacionada con el clima e incorporar la movilidad humana en los planes internacionales y nacionales para adaptarla al cambio climático.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios