La cumbre del clima de Durban negocia un acuerdo casi imposible

  • El secretario general de las Naciones Unidas abre la fase decisiva con la advertencia de que "está en juego el futuro de la Tierra" · Ban Ki-moon reconoce, sin embargo, la complejidad de la misión

Comentarios 4

Las reuniones de alto nivel de la XVII Cumbre de la ONU sobre Cambio Climático empezaron ayer en Durban con la advertencia de que el futuro de la Tierra está en juego, si bien alcanzar un acuerdo será todo un desafío.

"Sin exageración, podemos decir que el futuro de nuestro planeta está en juego", subrayó el secretario general de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, durante la inauguración de las negociaciones ministeriales en el Centro Internacional de Conferencias de Durban, que acoge la cumbre.

El secretario general hizo esa advertencia ante los delegados de más de 190 países que asisten a la cumbre, en la que deberá decidirse, entre otros asuntos claves, el futuro del Protocolo de Kioto, que expira a finales de 2012.

Ban instó a la docena de jefes de Estado o de Gobierno y a los 130 ministros que protagonizarán la fase clave de la cumbre a aprobar un segundo periodo de compromiso de Kioto, para evitar "un vacío" en la lucha contra el cambio climático. "Vosotros nos podéis sacar del borde del precipicio", señaló el diplomático coreano.

El secretario general recordó que, según los científicos, las emisiones de gases de efecto invernadero deben reducirse a la mitad antes de 2050 para evitar un aumento de más de 2 grados en la temperatura mundial respecto a la era preindustrial, lo que podría tener efectos catastróficos.

Sin embargo, el máximo responsable de Naciones Unidas apeló al "realismo" ante las expectativas sobre el resultado la cumbre. "Puede ser cierto, como muchos dicen, que el objetivo final de lograr un acuerdo global y vinculante sobre cambio climático esté lejos de nuestro alcance de momento", admitió Ban.

Y citó como causas de ese objetivo, que parece lejano, la crisis económica, las diferencias políticas y las distintas prioridades y estrategias a la hora de combatir el cambio climático.

En Durban, añadió, "debemos adoptar pasos concretos hacia un régimen climático más sólido" y mantener el impulso para la próxima cumbre, que tendrá lugar en 2012 en Catar.

También el presidente de Sudáfrica y anfitrión de la cumbre, Jacob Zuma, urgió a los delegados a "acordar la adopción de un segundo periodo de compromiso del Protocolo de Kioto".

Según Zuma, "los países desarrollados tienen la responsabilidad de liderar la respuesta al desafío del cambio climático. Y también deben liderar el apoyo a los países en desarrollo en sus acciones para reducir las emisiones".

Uno de los grandes temas pendientes sobre la mesa es la renovación del Protocolo de Kioto, que se firmó en 1997 y estableció compromisos legalmente vinculantes de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero para 37 países desarrollados, con la excepción de EEUU, que no lo ratificó. Los negociadores apuran los días para intentar acordar una segunda fase que sirva de transición a un nuevo acuerdo internacional legalmente vinculante.

Rusia, Japón y Canadá no quieren renovar el tratado si sus competidores comerciales -China, India y EEUU- no asumen compromisos similares. China dejó entrever el lunes su disposición a aceptar un acuerdo vinculante de reducción de sus emisiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios