Un juez decidirá si autoriza o no el cambio de sexo de un menor de edad

  • Sería la primera operación que se practica en España a un joven por debajo de los 18 años · El cirujano que podría operarle asegura que es mejor realizarla antes de la edad adulta porque el riesgo es menor.

Un juez de Barcelona deberá decidir si autoriza o no la primera operación de cambio de sexo a un menor que se realizaría en España, un chico que lleva más de año y medio en tratamiento hormonal y psiquiátrico, según informó ayer la Cadena Ser.

Fuentes citadas por esta emisora, apuntaron que se trata de un caso en el que el cambio de sexo estaría totalmente justificado, ya que, a pesar de que el joven no es mayor de edad, no presenta dudas desde el punto de vista médico, y además existe un dictamen favorable de los médicos forenses para que el adolescente, nacido varón, reciba el tratamiento para convertirse en chica.

Según las fuentes, la dificultad legal en este caso concreto viene dada por el hecho de que la ley sólo permite esta intervención quirúrgica a los menores de 18 años, si éstos cuentan con una autorización judicial.

La familia de este menor ha optado por recurrir a la justicia y, en el caso de que el juez apruebe la operación, sería la primera que se realiza en España a una persona menor de 18 años, y uno de los pocos casos registrados en todo el mundo.

Por su parte, la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales reivindicó ayer, en un comunicado, que la identidad sexual o de género de los menores no debería ser gestionada por un juez. "Queremos recordar que la Cirugía de Reasignación de Sexo para las personas transexuales no es un capricho, es una necesidad sanitaria básica de adaptar el cuerpo físico al verdadero sexo, a la identidad de género de la persona". En su opinión, está contrastado científicamente que, de no llevarse a cabo, las personas transexuales "sufren un tremendo estrés, llegando a automedicarse o a mutilarse si no reciben la atención sanitaria integral que necesitan".

En este sentido, lamenta su judicialización en los menores de edad que cuentan con el apoyo de sus padres. "Añaden complicaciones y demoras que perjudican el libre desarrollo de la personalidad, recogido como un derecho básico en la constitución", concluye el comunicado enviado por la Federación.

Las operaciones de cambio de sexo en Cataluña empezaron a realizarse en diciembre de 2008, y desde entonces se han hecho 25, todas a personas mayores de edad, y en el Hospital Clínico de Barcelona, el único centro catalán donde se practican. De estas 25 intervenciones, según el Clínico, 15 se realizaron a varones que querían ser mujeres, y 10 a mujeres que deseaban convertirse en hombres.

Por otro lado, el cirujano jefe de la unidad que podría operar al menor, Iván Mañero, aseguró ayer que es mejor realizar esta intervención antes de la edad adulta, incluso antes de los 18 años, que es la que establece la legislación española, debido a que los riesgos son menores.

Mañero, que es jefe de la Unidad de Trastornos de Género del Hospital Clínico de Barcelona, explicó que hay un diagnóstico del chico, pero no se puede aplicar el tratamiento.

"A los 13 o 14 años se tiene el pecho muy pequeño y evitar que se desarrolle es una intervención mínima", indicó Mañero. En cambio, añadió, "cuando tenga 18 años, con una talla cien de pecho, la amputación supone una cirugía muy compleja, con muchos riesgos y secuelas".

Para este doctor, la singularidad del caso consiste en que cuando a los padres del menor transexual se les dijo que su hijo no podía ser operado porque la ley no lo permitía, ellos decidieron que no querían que su hijo esperase hasta la mayoría de edad. "Lo único que están haciendo estos padres es luchar para que el que venga detrás lo tenga más fácil", señaló.

"Una persona consciente de su enfermedad -señaló el doctor-, que sabe que hay un tratamiento y se le está negando, siente todo el rechazo social; hay gente que no puede aguantar y se viene abajo".

De momento, apuntó Mañero, el juez encargado de tomar la decisión ha hablado con los "peritos y éstos han dado un dictamen favorable a la intervención".

El doctor Mañero apuntó que lo que hay que hacer es "ir a la puerta de los legisladores", pues "si consideran que una chica de 16 años es madura para abortar las veces que quiera sin decírselo a los padres", también deben autorizar estas intervenciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios