La defensa del imitador de Columbine pedirá un examen psiquiátrico exhaustivo

  • La abogada de oficio que lleva su caso, que reclama que se respete la presunción de inocencia de su cliente, quiere aclarar si padece algún tipo de trastorno.

La defensa de Juan Manuel Morales, el joven detenido e ingresado en prisión por planear una masacre en la Universidad de Baleares imitando, según recoge su diario, la matanza en la escuela de Columbine (EEUU), pedirá el lunes un examen psiquiátrico y psicológico "exhaustivo" de su cliente. La abogada de oficio Agustina Alonso ha insistido en que si padece algún tipo de trastorno, es algo que deben determinar únicamente los profesionales tras un examen "riguroso; esto es lo importante", ha apostillado. "Lo único que puedo decir es lo que vi (con ocasión de su declaración judicial), y lo que vi fue un chaval, un niño de 21 años colaborador, bastante comunicativo y que contestaba a todas las preguntas de las partes sin alterarse en ningún momento", ha señalado la letrada.

De hecho, el viernes no fue requerida la presencia de un médico forense porque al acusado se le vio en perfecto estado para que le fuera tomada declaración ante el juez. De la breve relación profesional que ha mantenido hasta ahora con él, Alonso ha comentado que le ha notado "serio, tranquilo y colaborador", aunque "preocupado" por las informaciones que publican los medios de información.

El juez de Palma Enrique Morell ordenó el ingreso provisional incondicional en prisión sin fianza de Juan Manuel Morales, acusado de los presuntos delitos de tenencia de explosivos y tentativa de estragos. El muchacho ha pasado su primera noche en la cárcel de Palma después de que este miércoles fuera detenido en su casa tras recibir 140 kilos de explosivos con los que quería atentar contra la universidad, tal y como reconoció a la Policía. Una vez que se levante el secreto de sumario decretado por el juez, presumiblemente para el día 20, la abogada tendrá "armas suficientes" para preparar la defensa de este joven cuya relación con su padre era "nefasta", según reconoció él mismo al juez. De hecho, denunció a su progenitor por maltrato, aunque la denuncia fue archivada este pasado mes de febrero.

La letrada se ha referido a la "extensa" investigación de la Policía que se recoge en tres tomos, a la que aún no ha tenido acceso, al tiempo que ha advertido de que puede que se esté publicando información en los diarios que no sea cierta. Sobre la pena que le podría caer a Juan Manuel Morales, la abogada defensora ha recordado que la fiscal, en la declaración judicial del viernes, solicitó de 4 a 8 años por el presunto delito de tenencia de explosivos. A iniciativa del juez se le atribuyó también un presunto delito de tentativa de estragos, aunque la letrada no cree que se le acuse formalmente de este último.

Alonso ha reivindicado la presunción de inocencia de cualquier acusado, y en concreto de Juan Manuel Morales, y ha mantenido que se ha creado una alarma social "exagerada", si bien ha matizado que lo dice "con todas las reservas" ya que desconoce el contenido de las actuaciones policiales y las pruebas recogidas. La Policía debe continuar trabajando "sin interferencias ni presiones" porque hay diligencias pendientes, ha dicho la abogada. "Se trata de un caso que crea mucha alarma social, pero hay que poner todo en cuarentena", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios