Dos detenidos por colocar dispositivos para clonar tarjetas en 23 cajeros

  • Intentaron realizar casi 2.600 operaciones fraudulentas para extraer más de 300.000 euros, frustradas en más del 80% de los casos por las operaciones de la Policía Nacional y los sistemas de seguridad bancarios.

La Policía Nacional ha detenido en Madrid y Toledo a dos ciudadanos búlgaros que colocaron dispositivos de clonado de tarjetas en 23 cajeros automáticos y que intentaron extraer más de 300.000 euros, informa este Cuerpo. 

Los arrestados pusieron dispositivos de copiado en 23 cajeros de diferentes zonas de la geografía española en los que intentaron realizar casi 2.600 operaciones fraudulentas. 

Sin embargo, el trabajo de la Policía Nacional y los sistemas de seguridad bancarios permitieron frustrar más del 80 por ciento de las extracciones de efectivo. 

Según los investigadores, los detenidos conformaban la última célula operativa especializada en la falsificación y uso fraudulento de tarjetas bancarias mediante skimming

Los detenidos instalaban dispositivos electrónicos de carácter mixto en cajeros automáticos, compuestos por una microcámara y una boca lectora, con los que obtenían los números PIN y una copia de la banda magnética de la tarjeta. 

Posteriormente, volcaban la información en soportes vírgenes o "tarjetas blancas" con las que realizaban reintegros de efectivo en otros cajeros bancarios de diversas localidades españolas y de otros países como Estados Unidos, Perú y Honduras. 

Las investigaciones comenzaron a raíz de unas imágenes de los arrestados en la localidad de Plasencia (Cáceres) en las que se observa cómo hacían extracciones de efectivo tras colocar el dispositivo de clonación de tarjetas bancarias en una entidad de la localidad. 

Desde esa actuación en la localidad extremeña los investigadores les han relacionado con la colocación de 23 dispositivos en diferentes municipios de España, siendo las zonas más habituales las de Cáceres, Zamora, León, Talavera de la Reina (Toledo), Valladolid, La Rioja y Madrid. 

En total participaron en casi 2.600 operaciones fraudulentas e intentaron extraer de las entidades bancarias cantidades que superan los 300.000 euros, pero el trabajo de la Policía Nacional y los sistemas de seguridad bancarios frustraron más del 80 por ciento de las extracciones. 

En los dos registros domiciliarios realizados, en Toledo y en Alcorcón (Madrid), se han intervenido 92 tarjetas con banda magnética, 77 de ellas falsificadas. 

Además, se ha encontrado gran cantidad de útiles para llevar a cabo esta modalidad delictiva, circuitos electrónicos con microcámaras, 32 bocas lectoras de bandas magnéticas, diverso material informático, un lector grabador y numerosos útiles y herramientas para la fabricación de dispositivos de "skimming". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios