Un enfermo mental mata a su madre, acuchilla a su padre y luego se suicida en Fuenlabrada

  • El joven, de 24 años de edad y que padecía brotes psicóticos esquizofrénicos, apuñaló a su padre con un arma blanca y disparó a su madre con un rifle en medio de una discusión familiar. La madre falleció y el padre se encuentra ingresado en el Hospital de la localidad

Comentarios 1

Un joven de 24 años, que padecía un brote psicótico esquizofrénico, apuñaló a su padre con un arma blanca, mató luego a su madre a bocajarro con un rifle y a continuación se suicidó al pegarse un tiro en la cabeza con el misma arma, en medio de una discusión familiar desarrollada en su casa de Fuenlabrada.

Los hechos ocurrieron en un domicilio situado en la tercera planta de la calle Luxemburgo número 13 de la localidad madrileña sobre las 8.00 horas de la mañana. Entonces, en medio de una fuerte disputa, el joven, Fernando L.C., acuchilló a su padre con un arma blanca. El herido, Jesús, L.L., de 54 años de edad, consiguió huir del domicilio y llegó al hospital de Fuenlabrada, donde avisaron a la Policía.

A continuación, una patrulla de la Comisaría de Fuenlabrada acudió al lugar de los hechos y escuchó una discusión en las escaleras. Los agentes llamaron al piso de donde provenían los gritos pero nadie les abrió. Finalmente entraron en la casa tras localizar a una vecina que tenía una copia de las llaves, informó un portavoz de la Jefatura Superior de la Policía de Madrid. 

Los policías se encontraron con el cadáver de Ángeles C.C, de 52 años, y a su hijo, de 24 años, que agonizaba. Los sanitarios del Summa que acudieron al lugar consiguieron reanimarlo, pero minutos después falleció. Ambos tenían un orificio de bala en la cabeza. Supuestamente, el joven se suicidó tras matar a su madre con el misma arma, un rifle del calibre 22.

El padre se encuentra en la unidad de Observación del Hospital de Fuenlabrada con una cuchillada en el cuerpo. Su estado es leve, por lo que pronto saldrá del centro médico, informaron fuentes del hospital. La Policía investiga en estos momentos las causas del suceso, y si el supuesto asesino había abandonado la medicación.

Los vecinos han indicado que la mujer llevaba unos dos años en silla de ruedas debido a que padecía una arterioesclerosis y que el padre había dejado de trabajar para cuidar de la madre y que la pareja, que tiene otra hija que vive en Palencia, era encantadora y nunca habían oído discusiones o riñas entre ellos.

más noticias de SOCIEDAD Ir a la sección Sociedad »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios