El 22% de los españoles consideran que el trabajo que realiza afecta a su salud

  • Entre el 50% y el 60% de los casos de absentismo laboral en Europa están vinculados al estrés · Los sindicatos piden más prevención ante los riesgos psicosociales de las enfermedades profesionales

Estrés, depresiones, úlceras de estómago o contracturas musculares son algunos de los trastornos que se han identificado como enfermedades laborales o profesionales y cuya existencia recuerdan mañana -jornada en que se celebra el Día Internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo- los sindicatos CCOO y UGT.

Según datos de la última Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo, correspondiente al año 2007 y que elabora el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT), el 22,5% de los trabajadores considera que la actividad que desempeña está afectando negativamente a su salud, siendo los colectivos de conductores, artesanos, mecánicos y personal sanitario los que más tienen esta percepción.

Las dolencias que con más frecuencia se atribuyen al trabajo son dolor de espalda (para un 57,6% de las personas empleadas), dolor de cuello ( en el 28,1% de los casos) y estrés (27,9%). En relación con la presencia de síntomas, el cansancio, las alteraciones del sueño y las cefaleas inciden de forma importante sobre la población trabajadora en España, afectando al 12,3%, 12% y 10,4%, respectivamente.

Sobre estos trastornos, Comisiones Obreras recuerda en un manifiesto titulado Buena salud laboral para todos los trabajadores y trabajadoras que entre el 50% y el 60% de los casos de absentismo laboral en Europa están vinculados al estrés, según el Observatorio Europeo de Riesgos. En este informe, el estrés afectaba al 22% de los asalariados de UE en el año 2005, cuando se convirtió en el segundo problema de salud más común en el trabajo.

Por otra parte, el sindicato señala que aunque los riesgos psicosociales constituyen hoy uno de los problemas más importantes, tanto por el número de trabajadores afectados, como por la diversidad de sectores y empresas en los que se manifiestan, "desde el punto de vista preventivo, paradójicamente, permanecen invisibles e inabordados".

En cuanto a la organización de la prevención en el trabajo, la citada encuesta del INSHT, indica que sólo el 55% de los trabajadores manifiesta que en su centro de trabajo está designado el delegado de prevención, figura que es más frecuente en el sector de la industria, y un 30% de los trabajadores entrevistados no sabe de qué recurso preventivo dispone su empresa.

En el apartado de las actividades preventivas realizadas por las empresas, desde las respuestas dadas por los trabajadores, hay que señalar que durante 2006 se realizaron estudios o análisis de riesgo en una cuarta parte de los puestos de trabajo. La frecuencia de estos estudios es casi la mitad en los puestos de trabajo ocupados por trabajadores con contrato temporal (18%) frente a los ocupados por trabajadores indefinidos (34%).

Los aspectos más veces analizados son, por este orden: posturas de trabajo, esfuerzos físicos y movimientos repetitivos; seguridad de máquinas, equipos y material, el ruido; seguridad de las instalaciones; el ambiente térmico, y el diseño del puesto de trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios