Los españoles no quieren prolongar su vida laboral más allá de los 65 años

  • Sólo un 25% de los trabajadores en activo con 50 años estarían dispuestos a jubilarse con más de 64, según revela un informe de La Caixa · La edad media de jubilación es de 60,5 años

Comentarios 5

Sólo el 5 por ciento de los trabajadores en activo de más de 50 años estarían dispuestos a jubilarse con más de 65 y la mayoría lo haría con una media de 60,5 años, según el estudio La generación de la transición: entre el trabajo y la jubilación, publicado por La Caixa.

Víctor Pérez-Díaz, autor del informe junto a Juan Carlos Rodríguez, dijo durante la presentación del estudio que los políticos se van a encontrar con una "resistencia deliberada" a la prolongación de la vida laboral, y destacó que sólo un 25 por ciento de dichos activos considerarían jubilarse con más de 64 años. El estudio ha sido elaborado mediante una encuesta a 808 personas de entre 50 y 70 años en España.

Según Pérez-Díaz, cuando los políticos hablan de que se debería prolongar la vida laboral lo hacen en un contexto que tiene que ver con el estado de las cuentas públicas y de la Seguridad Social ante una posible crisis del sistema del Estado de Bienestar, mientras que los ciudadanos "no están por la labor".

El autor denomina a estas personas de entre 50 a 70 años la "generación de la transición" porque ha protagonizado lo que considera la gran transformación española en cuanto a cambios socio-económicos, como el definitivo empujón a la economía capitalista, el paso del mundo rural al urbano y el de una sociedad "tradicional" a otra "moderna".

Así, el estudio contempla comportamientos "tradicionales", como que entre las mujeres de esa edad todavía hay muchas que son exclusivamente amas de casa, mientras que sus hijas es muy poco probable que lo sean.

Los ocupados representan un 40 por ciento de los entrevistados y el 77 por ciento de ellos trabajan por cuenta ajena, según el informe, que hace especial hincapié en cómo se produce la transición desde la actividad laboral a la inactividad y qué ocurre con la jornada.

La jornada media se sitúa, según el estudio, en 40,7 horas (43,5 horas en el caso de los hombres y 35,4 horas en el de las mujeres, dada la mayor extensión del trabajo a tiempo parcial entre ellas).

Así, los ocupados encuestados manifestaron que siguen teniendo una jornada bastante larga y que el trabajo a tiempo parcial está muy poco extendido (apenas un 12,5 por ciento del total dedica menos de 30 horas a la semana, si bien el porcentaje aumenta hasta el 25 por ciento de las mujeres).

En opinión de Pérez-Díaz, la transición entre la actividad laboral y la inactividad supondrá un tránsito "brusco", por el que se pasa de trabajar 40 horas a no trabajar ninguna.

En el caso de los jubilados de la muestra, habían trabajado por su cuenta o por cuenta ajena en porcentajes similares a los de los actuales activos, de 21 por ciento y 79 por ciento, respectivamente. Sin embargo, la jornada laboral que tenían antes de pasar a la actividad era incluso más larga que la de los actuales ocupados.

La edad media de jubilación de los encuestados fue de 57,7 años y un 29 por ciento se jubiló antes de los 54.

Con respecto a las finanzas del hogar, el principal activo de las familias españolas es la vivienda que tienen en propiedad y, en el caso de las personas de 60 a 69 años, el porcentaje de propietarios alcanza el 91 por ciento, mientras el 27,5 por ciento tiene una segunda residencia.

El 30 por ciento tiene planes de inversiones, el 3 por ciento cuenta con títulos de deuda pública, el 2 por ciento, con obligaciones de empresas privadas; el 9 por ciento, con acciones de Bolsa, y el 11 por ciento, con fondos de inversión.

A pesar de la edad del estudio, el 16 por ciento de los asalariados ganan sólo hasta 600 euros al mes, porcentaje que se eleva al 18 por ciento en el caso de los autónomos.

El 47 por ciento de los encuestados manifestaron que gastan lo que ingresan, mientras que el 45 por ciento dijo que puede ahorrar "algo, aunque no es mucho".

El informe concluye que el tránsito de la actividad económica a la jubilación supone una importante caída de ingresos, aunque varía según el nivel de renta.

más noticias de SOCIEDAD Ir a la sección Sociedad »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios