Más de 28.000 presos españoles sufren trastornos mentales, muchos sin tratar

  • El documental 'Fuera de lugar', de Fernando Guillén Cuervo, denuncia la situación de estos reclusos

Al menos 28.000 internos de las cárceles españolas sufren trastornos mentales, lo que se hace insostenible para aquellos que padecen enfermedades graves y deberían recibir un tratamiento psiquiátrico especial del que carecen, una situación que denuncia el documental Fuera de lugar, dirigido por Fernando Guillén Cuervo.

Alberto estaba al borde de "la total", la libertad completa, cuando fue entrevistado en el documental y su declaración fue, sobre todo, una promesa: no fallar a quienes le han ayudado. Esos que, como en su caso, rompieron una cadena que arroja a presos como él, afectados de psicosis, a la imposibilidad de reinsertarse.

No era fácil su vida antes que la Fundación Manantial, que lidera la campaña de la que forma parte Fuera de lugar, interviniera: "La gente dice de ti... mira el loco éste, se ha cortado el cuello", recordó, y agradeció que ya no ve "miedo en la mirada" de los otros.

Él, como Iván o Elisa, protagoniza el documental que dirigió Guillén Cuervo, un trabajo que se presentó ayer en La Casa Encendida de Madrid. El director explicó cómo estos enfermos viven tan fuera de lugar en una cárcel como un paciente que fuera sometido a un bypass en un pasillo.

"Son gente de extracto social deprimido, cuya falta de medios, junto a carencias en el proceso judicial y policial, provoca que no sean diagnosticados y tratados" como la propia ley prevé, añadió el actor y director.

El documental, junto a imágenes impactantes, creadas por David Salaíces, y una exposición fotográfica de Omar Ayyashi, forma parte de la campaña liderada por la Fundación Manantial.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios