La esterilidad masculina lidera las causas de infertilidad en la pareja

  • La Sociedad Española de Fertilidad pide al Gobierno ayudas para las mujeres y mejor acceso a los tratamientos en la sanidad pública ante esperas de dos años

Comentarios 1

Por primera vez, la esterilidad masculina es el diagnóstico más frecuente entre las parejas españolas que se someten a tratamientos de fecundación in vitro o de inseminación artificial, un 36 por ciento, según los últimos datos de la Sociedad Española de Fertilidad (SEF).

El registro de la SEF, que se presentó ayer con datos referidos al año 2004, y en el que han participado 110 centros públicos y privados acreditados en todo el territorio estatal para los tratamientos de reproducción asistida, constata que de cada cien nacimientos registrados en los hospitales de España, 1,6 niños son fruto de estas técnicas.

"Por primera vez la esterilidad masculina ha sido el líder en nuestros diagnósticos frente a una reducción del factor femenino", destacó el coordinador del registro, Javier Marqueta, quien señaló que respecto a 2003 esta situación se ha incrementado en un cinco por ciento.

No obstante, los expertos aseguraron que el aumento de este diagnóstico es una tendencia en toda Europa, debido al deterioro de la calidad seminal y al incremento en la edad media de las mujeres que deciden quedarse embarazadas.

Tampoco hay que olvidar, subrayó Marqueta, que el éxito de las técnicas reproductivas "ha animado a muchos hombres y mujeres a acudir a los centros para resolver estas situaciones".

Este aumento de la actividad se comprueba observando el registro de la SEF, que muestra cómo en 2004 se registraron 38.886 ciclos (tratamientos de fecundación in vitro o de inseminación artificial).

De cada cien parejas sometidas a un tratamiento, 40 consiguen quedarse embarazadas, el 70 por ciento de los embarazos fueron de un solo feto, y el 54 por ciento de las pacientes superaban los 36 años.

El presidente de la SEF, Buenaventura Coroleu, destacó que desde 1999 se viene registrando un aumento progresivo de los embarazos y partos de un único feto y una disminución paralela de los partos múltiples "sin restar en la eficacia del proceso" en cuanto al número de ciclos necesarios para lograr un embarazo.

Respecto al coste de estos tratamientos, los expertos señalaron que pueden variar, dependiendo de los centros y las técnicas, entre los 600 y los 6.000 euros.

La edad, el hábito del tabaco y el peso son los tres factores influyen "de forma demostrada" en la fertilidad.

Por otra parte, Coroleu reclamó al Gobierno más ayudas destinadas a la salud reproductiva de las mujeres y más facilidades en el acceso a la reproducción asistida, pues en el caso de los centros públicos la lista de espera es de dos años, lo que evidenciaría la existencia de un posible factor discriminatorio en función de los niveles de renta familiar disponible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios