La familia del preso dado por muerto pedirá daños y perjuicios al Gobierno asturiano

La familia del preso dado por muerto por error el pasado domingo en el Centro Penitenciario de Asturias y que recobró el conocimiento ya en el instituto anatómico forense de Oviedo ha anunciado que tomará medidas legales contra el Principado y que pedirá una indemnización económica por daños y perjuicios. El reo, Gonzalo Montoya, de 29 años, permanece ingresado en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Universitario Central de Asturias.

En contra de lo que sostiene el Gobierno del Principado, la familia asegura que el preso llegó a estar varias horas en la cámara frigorífica del Instituto de Medicina Legal de Oviedo, donde se le iba a practicar la autopsia, y que eso le ha provocado los problemas de salud por los que está hospitalizado.

El joven fue dado por muerto el domingo por dos médicos del centro penitenciario después de que fuese encontrado sentado en la silla de su celda durante el recuento matinal de presos, circunstancia que fue certificada por la forense que acudió a la cárcel para proceder al levantamiento del cadáver. Al parecer, el hombre sufrió una sobredosis de barbitúricos al intentar suicidarse, entró en coma y, según la familia, recobró el conocimiento cuando se encontraba en la mesa para la autopsia.

Este extremo fue rechazado el miércoles por el consejero de Presidencia del Principado, Guillermo Martínez, quien aseguró que el hombre no pasó del área de recepción del instituto de medicina legal de Asturias ya que un auxiliar del centro y un empleado de la funeraria que lo trasladaba observaron signos de vida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios