El fiscal reabre el caso del joven atropellado en La Rioja en el año 2004

  • El pasado enero el conductor que mató a Enaitz reclamó 20.000 euros a los padres

El fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de La Rioja, Juan Calparsoro, envió ayer a la jueza de Haro, Marta Icíar Fernández-Hierro, un escrito en el que le solicita la reapertura de las diligencias previas del caso Enaitz, el menor de 17 años que murió atropellado cuando circulaba en bicicleta por un turismo en el año 2004.

Calparsoro comenzó a investigar el caso el pasado mes de enero, después de que el conductor que atropelló mortalmente a Enaitz Iriondo llevase a juicio a los padres del menor para reclamarles 20.000 euros en concepto de indemnización por los daños sufridos en su vehículo siniestrado.

Como resultado de las diligencias incoadas desde ese mes, Calparsoro pide que la jueza tome declaración a Tomás Delgado, a los padres del menor, a los guardia civiles que redactaron el atestado inicial, y a testigos presenciales. También que se tenga en cuenta un nuevo atestado de la Unidad de Reconstrucción de Accidentes, con el que no se contó la primera vez que este caso llegó a juicio.

Este informe ha sido especialmente significativo para Calparsoro, ya que refleja cuestiones como que el conductor iba a entre 140 y 160 kilómetros hora, cuando la máxima permitida era de 90. También refleja que se le practicó la prueba de alcoholemia una hora después de ocurrido el accidente. Según Calparsoro, "habría que preguntarse qué habría dado en el momento del siniestro". Además, añadió, el punto de colisión aún no está esclarecido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios