Un hombre mata a su esposa y traslada el cadáver hasta la comisaría

  • El crimen ocurrió en Murcia cuando la pareja se dirigía en coche hacia su domicilio

La última víctima mortal de la violencia machista es una mujer de 54 años de edad, que, en la noche del viernes, recibió diversas puñaladas por parte de su marido, quien pocas horas más tarde se entregó a la policía confesándose autor del crimen, en Murcia.

Según informaron fuentes de la Delegación del Gobierno en la comunidad, el suceso tuvo lugar antes de las 22.30 de pasado viernes, cuando el presunto asesino estacionó el turismo en el que se desplazó hasta la comisaría de la Policía Nacional situada en la plaza de Ceballos de Murcia, y en el que trasladó el cadáver de su mujer, a la que presuntamente había asesinado previamente en el interior del vehículo mientras se dirigían a su domicilio, en la urbanización de Altorreal de Molina de Segura, asestándole diversas puñaladas.

Inmediatamente, el hombre, J.V.M.H., de 63 años de edad y nacido en la localidad murciana de Molina de Segura, entró en las dependencias policiales y confesó lo ocurrido a los agentes, por lo que procedieron a su detención, tras comprobar que la mujer se encontraba ya sin vida en el asiento del copiloto del Mercedes en el que fue trasladada.

Tras entregarse, confesó que le dio dos puñaladas durante una discusión que mantuvieron en el vehículo y dijo que la relación entre ambos "era mala", señalaron fuentes policiales.

El arma homicida fue un puñal que el agresor tenía desde hace tiempo como elemento decorativo y la víctima resultó herida en el homoplato izquierdo y en el corazón, lo que le produjo la muerte.

Las mismas fuentes señalaron asimismo que no existe ninguna denuncia de malos tratos previa al suceso y que la víctima convivía con uno de los hijos del matrimonio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios