El 71% de importaciones españolas de aceite girasol crudo procede de Ucrania

  • El 71% de las importaciones españolas de aceite de girasol crudo realizadas el año pasado procedió de Ucrania, un total de 144.523 toneladas, según datos difundidos por Aduanas, lo que convierte a ese país el principal suministrador a España de este producto

En total, el año pasado España importó 201.446 toneladas de aceite de girasol crudo.

Mientras, en enero de 2008 se importaron 28,54 toneladas de aceites de girasol y sus fracciones, en bruto, incluso refinados, pero sin modificar químicamente, según los últimos datos del Instituto de Comercio Exterior (Icex).

El pasado viernes, el Ministerio de Sanidad y Consumo decidió retirar todo el aceite de girasol de los lineales españoles ante la alerta alimentaria debida a la entrada de unas partidas contaminadas procedentes de Ucrania, aunque la medida ya fue levantada el domingo por la noche.

El aceite de girasol significa el 34 por ciento de la cuota de mercado de aceites comestibles en España, con un consumo que se calcula en 310.000 toneladas anuales, según cifras de la Asociación Nacional de Industriales Embasadores y Refinadores de Aceites Comestibles (Anierac).

El resto del consumo de aceites comerciales, según la fuente, se reparte entre el aceite de oliva, que con 475.000 toneladas representa el 53% del consumo total; el de orujo, con el 7% de la cuota de mercado (65.000 toneladas), y los aceites de semillas que representan el 6% del consumo total, con 50.000 toneladas de consumo anual.

El consumo medio de aceite de girasol en España es de 3,84 litros por persona y año, lo que nos convierte en el cuarto país del mundo en consumo de aceite de girasol, sólo superado por Rusia, Turquía y la India, según los datos del Ministerio de Agricultura.

El 52,8% del consumo total de aceite de girasol tiene lugar en los hogares; el 41,7% en hostelería y restauración, y el 5,5% es institucional.

Galicia es la comunidad autónoma con un consumo de aceite de girasol más elevado, seguida de La Rioja y Castilla y León; mientras que en el extremo opuesto aparecen Madrid, Canarias y Castilla-La Mancha.

Más del 75,9% del aceite de girasol consumido en los hogares se adquiere en los supermercados, el 20,7% en los hipermercados y el 1,4% en las tiendas especializadas; economato, mercadillo, venta a domicilio y otros, se reparten el 2% restante.

En hostelería y restauración, los distribuidores acaparan el 72,6% de las ventas, seguidos de los mayoristas (12,4%), los supermercados (4,9%) y los hipermercados, con el 4,2%, según datos del panel de consumo correspondiente al 2006.

Las cifras de negocio de los fabricantes de aceite de girasol, que en España se comercializa bajo 800 marcas, llegaron hasta los 498 millones de euros, con un crecimiento del 2,2%, en 2006, aunque fuentes del sector destacan la tendencia a la baja en las ventas debido al incremento de los precios registrados esta campaña de hasta el 40 por ciento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios