El incendio en La Gomera amenaza el Parque Nacional de Garajonay

  • El fuego ha arrasado por el momento 700 hectáreas y ha provocado la evacuación preventiva de unos 500 habitantes · El Gobierno destina 120 militares a la zona para intentar extinguir las llamas

El incendio que comenzó el sábado en La Gomera fue controlado por los servicios de emergencias a lo largo del día de ayer casi en su totalidad. Sin embargo, las fuertes rachas de viento complicaron las tareas de los efectivos que vieron cómo las llamas se reavivaban a última hora de la tarde de ayer.

El presidente del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero, admitió que existe "preocupación" por el avance del fuego en la zona alta del municipio de Hermigua, en Aceviños, en las cercanías del Parque Nacional de Garajonay.

Aunque aún no ha sido facilitada la información oficial de daños, las primeras estimaciones del Cabildo de La Gomera indican que las llamas han arrasado por el momento más de 700 hectáreas, sobre todo fincas agrícolas y zona de monte bajo. También ha ardido alguna vivienda, así como cuartos de aperos y otras edificaciones, pero no ha habido daños personales.

El presidente canario se reunió ayer en el Centro Coordinador de Emergencias del 112 en Santa Cruz de Tenerife, con representantes de la Unidad Militar de Emergencias (UME), el Consorcio de Bomberos de Tenerife, Grafcan, Telefónica y Unelco, entre otros, para aclarar la situación del incendio. Rivero reconoció a la salida del encuentro que el director del incendio le manifestó su preocupación sobre la evolución del viento y cómo esto podría afectar al área próxima al parque nacional.

Rivero insistió en la "perfecta sincronización de las administraciones y los servicios" así como el trabajos de los ciudadanos gomeros que "han facilitado la tarea" y al esfuerzo del Cabildo de la isla.

En cuanto al futuro inmediato, Rivero no se quiso hacer ninguna valoración recordando la difícil orografía de la isla, aunque sí dijo: "Confío, deseo y espero que no llegue al parque nacional". Habló, en cualquier caso, de "prudencia". "Hay que dejar trabajar a los técnicos, luego vendrá el trabajo de los políticos para prestar las medidas de apoyo necesarias, una vez se haya apagado el fuego", subrayó el presidente canario.

Aunque Rivero no pudo precisar en su intervención las causas que desencadenaron el incendio, fue el presidente del Cabildo de La Gomera, Casimiro Curbelo, quien reveló el que podría haber sido el desencadenante: el "rozamiento de cables de crudo con la zona boscosa y de palmeral" del lugar donde se encontraba el foco. Mientras, en Hermigua podría ser un fuego en un escampado el que lo propagó debido al fuerte viento, sin que este último dato se haya podido comprobar.

A pesar del fuego que continuó avanzando en la zona alta del municipio de Hermigua, la mayoría de los 500 vecinos que fueron desalojados como medida preventiva ante el avance de las llamas, pudieron regresar a lo largo de la tarde de ayer a sus hogares. Excepto algunos que viven en viviendas aisladas en la parte alta de Hermigua, donde a última hora de la tarde de ayer se concentraba la lucha contra el fuego después de que el viento, la sequedad y las altas temperaturas impidieran el control de este foco.

En un principio, el Ministerio de Defensa envió 70 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias, número que se elevó hasta los 120 en la mañana de ayer.

Tres hidroaviones enviados por el Ministerio de Medio Ambiente con capacidad para 5.000 litros de agua se unieron ayer a los cuatro helicópteros que estuvieron actuando durante el día para refrescar la vegetación y evitar que el fuego avance hacia el Parque Nacional, que es la mayor preocupación ahora mismo del operativo. Probablemente hoy se incorporen a las labores de extinción otros dos helicópteros tipo Kamov.

Rivero señaló que lo abrupto y escarpado del terreno dificulta las labores de extinción, por lo que no queda sino seguir trabajando, mantener la buena coordinación habida hasta ahora y confiar en que cambien las condiciones meteorológicas.

El Gobierno de Canarias informó de que los centros escolares de La Gomera abrirán hoy sus puertas con normalidad, excepto el CEO Mario Lhermet, en Hermigua, ya que las llamas estuvieron cerca, aunque no fue dañado.

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria ha preparado una unidad de seis efectivos y un camión cisterna de 7.000 litros que partirán hoy hacia La Gomera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios