Un medicamento contaminado producido en China causa 200 casos de parálisis

  • Shanghai Hualian provee de este fármaco a una docena de países del mundo, entre ellos Estados Unidos, donde es la única empresa que suministra la píldora abortiva.

Una de las compañías farmacéuticas más importantes de China, de propiedad estatal y que exporta a todo el mundo (Shangai Hualian), está en el ojo del huracán desde que saliera a la luz que más de 200 pacientes de cáncer tratados con sus medicamentos contra la leucemia sufren graves casos de parálisis por la contaminación de los fármacos. Las autoridades detuvieron a dos de los responsables de la empresa, que exporta la píldora abortiva a una docena de países, entre ellos Estados Unidos, al tiempo que critican la supuesta ocultación de datos por parte de la compañía.

Los problemas comenzaron a salir a la luz el pasado verano, después de que varios pacientes de leucemia recibieran methroexate y, posteriormente, experimentasen dolor en sus piernas, llegando a parálisis en los casos más graves. En declaraciones al diario 'The New York Times', el padre de un joven afectado de 26 años, Miao Futian, lamentó cómo el "fallo del medicamento" llegó cuando apenas habían asumido la "desafortunada" enfermedad de su hijo. La nueva afección dejó al paciente sin poder levantarse de la cama cinco días después de haber recibido el fármaco.

Las autoridades requisaron dos lotes de este medicamento, pero el origen del problema no estaba claro. Sin embargo, otro fármaco contra el cáncer producido también por la misma fábrica comenzó a causar graves efectos secundarios, con lo que comenzaron las sospechas de contaminación durante la producción. Esta hipótesis finalmente se confirmó, atribuyendo a un tercer producto mezclado la causa de las parálisis. Inicialmente, "mucha gente pensó que el problema estaba en los hospitales", señaló el director del Centro de Información e Investigación Farmacológica de la Universidad de Pekín, Zheng Qiang.

El número de afectados por toda China es de casi dos centenares, por lo que muchos de los familiares han comenzado a unirse para hacer un frente común de su causa y compartir información sobre los padecimientos de sus parientes, ya que las autoridades aún no han dibujado un perfil oficial del enfermo dañado por los medicamentos en mal estado. Por el momento, lo que así han comenzado son las investigaciones de responsabilidades, en base a las cuales fueron detenidos dos directivos de la planta. Asimismo, los reguladores chinos de medicamentos acusan a la farmacéutica productora, Shanghai Hualian, de propiedad estatal, de ocultar el caso.

El tema se está siguiendo muy de cerca en Estados Unidos, especialmente porque la empresa afectada no sólo trabaja con fármacos contra el cáncer, sino que es la única suministradora de la píldora abortiva, que recibe el nombre de RU-486, al mercado norteamericano. No obstante, desde el organismo regulador estadounidense se ha llamado a la calma porque la Administración de Alimentación y Medicamentos (FDA) "no ha alertado de ninguna evidencia que sugiera que lo ocurrido con los medicamentos para tratar la leucemia esté relacionado de ninguna manera con la fabricación de mifepristone", según un comunicado.

En este sentido, el director de la unidad de control de la FDA en Shanghai, Zhou Qun, indicó que su agencia inspeccionó en tres ocasiones durante los últimos meses la planta donde se produce la píldora sin encontrar nada alarmante. "Es natural preocuparse", añadió, "pero las dos fábricas están en sitios diferentes y tienen diferente personal de control".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios