Los miembros de El Arca de Zoé vuelven a Francia

  • Los seis condenados en Chad podrán beneficiarse de la reducción de penas

Los seis franceses detenidos en Chad desde octubre pasado y condenados el pasado miércoles a ocho años de trabajos forzados abandonaron ayer el país africano para cumplir la sentencia en Francia. Los miembros de la ONG El Arca de Zoé fueron condenados hace tres días por la Justicia por haber intentado raptar a 103 niños chadianos.

Una aeronave de la compañía Toumai Air Tchad despegó ayer del aeropuerto internacional de Yamena hacia las 15.45 para llevarles de retorno a Francia.

Su salida se produjo después de que las autoridades de Yamena aceptaran la petición del Gobierno francés de que sus súbditos cumplieran en su país de origen las condenas recibidas, al amparo de un acuerdo bilateral firmado en 1976 que permite el intercambio de reos.

Los condenados cumplirán su pena en distintas cárceles francesas, en virtud del acercamiento familiar, una vez presten una primera declaración ante un representante de la Fiscalía de la República. Asimismo, podrán beneficiarse de las condiciones de las leyes galas, que no recogen la posibilidad de trabajos forzados y sí la opción de la reducción de los castigos. No obstante, esta pena nunca podrá ser cambiada por el indulto, ya que corresponde al presidente de Chad la potestad en este caso.

En lo referente al pago de 6,3 millones de euros en concepto de reparación de los posibles daños causados, éstos no serán asumidos por el Estado. En este sentido, corresponde a los acusados organizarse para conseguir su absolución de esta considerable carga monetaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios