La muerte en Barcelona de un bebé desvela la existencia de una 'guardería-patera'

  • La investigación inicial del fallecimiento por causas naturales de un pequeño saca a la luz irregularidades en este centro

La muerte de un bebé de cuatro meses el lunes en una ludoteca barcelonesa, destapó ayer la existencia de una guardería-patera, en donde la propietaria, a pesar de tener una licencia para atender a una decena de niños, acogía a treinta, en su mayoría hijos de inmigrantes irregulares, con una cobertura de asistencia más propia de una guardería. Además, el local no tenía seguro y las empleadas que trabajaban en el centro y que estaban de forma irregular en España, no tenían la titulación necesaria para trabajar con los menores. La propietaria fue detenida ayer.

Cuando ayer muchos padres acudieron a la calle Marquesa de Caldes de Montbui, en donde dejaban a sus hijos en la supuesta guardería Winnie The Pooh, descubrieron que ésta estaba precintada por la Policía y sin haber recibido "ningún tipo de explicación". Allí, en las puertas de la supuesta guardería en donde habitualmente dejan a sus hijos, se enteraron de que la licencia que se le otorgó a la directora del centro era para llevar a cabo una ludoteca de la que podían beneficiarse 10 niños. Sin embargo, la mujer albergaba a, al menos, treinta, fundamentalmente hijos de familias latinoamericanas.

Esta situación se descubrió después de que un bebe que atendían en la ludoteca falleciera de muerte súbita. El niño, de unos cuatro meses y de origen suramericano, empezó a ponerse morado tras tomar un biberón sobre las 10:00 del lunes. El bebé fue trasladado al Hospital de Sant Pau, donde ya no se pudo hacer nada por él, pues falleció en el camino. Tras este suceso, la Policía abrió una investigación que determinó que la propietaria del negocio, de nacionalidad peruana, estaba incumpliendo la normativa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios