Los partos y las enfermedades del corazón copan los hospitales

  • Las altas hospitalarias caen en 2010 por la reducción del número de nacimientos

Los episodios de embarazo, parto y puerperio fueron en 2010 la primera causa de hospitalización de las mujeres, mientras que las enfermedades cardiovasculares fueron las responsables de la mayor parte de los ingresos hospitalarios de los hombres.

Según la Encuesta de Morbilidad Hospitalaria 2010 que publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE), 4.720.545 personas recibieron el pasado año el alta hospitalaria después de haber estado ingresadas, lo que supone un 1,3% menos que en 2009. El principal motivo de alta fueron las enfermedades circulatorias (13%), seguidas de los embarazos, partos y puerperios (12,3), enfermedades del aparato digestivo (12,1%), de las patologías del aparato respiratorio (10,7%), y de los tumores (9,3).

Entre las mujeres, los embarazos supusieron el 22,9% de todas las altas hospitalarias de 2010, aunque este motivo descendió por segundo año consecutivo, dato en línea con la reducción del número de nacimientos registrado en 2010 (-1,9).

Por el contrario, entre los hombres, un 15,7% del total de las hospitalizaciones estuvieron relacionadas con las enfermedades del aparato circulatorio, seguidas de las patologías digestivas (14,6%) y respiratorias (13,6).

El 53,6% del total de las altas correspondieron a las mujeres, aunque si se excluyeran las relacionadas con el embarazo, el mayor porcentaje correspondería a los varones.

La edad media de las altas hospitalarias se situó en 53 años (54,8 en los varones y 51,4 en las mujeres), frente a los 52,4 del año 2009, puntualiza el INE.

La Encuesta destaca el aumento en la edad en las altas hospitalarias registrada en las dos últimas décadas, ya que en 1990, 2,5 de cada 10 altas eran personas de 65 años o más, mientras que el pasado año cuatro de cada diez pacientes tenían esa edad.

En el número de altas hospitalarias de personas que ingresaron por urgencias representó el 59,2% del total. El 92,2% de las altas hospitalarias se dieron por curación o mejoría, el 3,8 % por fallecimiento y el 4% restante por traslado a otros centros.

Las principales causas de las defunciones ocurridas en los hospitales españoles fueron los tumores (24,7%), las enfermedades del aparato circulatorio (22,3%) y las patologías respiratorias (17,6%).

La estancia media en los hospitales fue de 6,82 días, aunque la permanencia más prolongada se debió a enfermedades infecciosas o parasitarias, con 8,99 días de ingreso medio, seguidas de las patologías específicas de los recién nacidos (8,84 días) y los tumores (8,71 días).

La tasa de altas por cada 100.000 habitantes se situó en 2010 en 10.246, un 1,6% menos que un año antes, debido fundamentalmente a la disminución de los embarazos y al incremento de la cirugía ambulatoria sin necesidad de pernoctación.

En 2010, las autonomías con mayores tasas de alta hospitalaria por cada 100.000 habitantes fueron Baleares (12.052), Navarra (12.030) y Aragón (11.781).

En el extremo contrario se situaron Andalucía (8.464 altas por cada 100.000 habitantes), seguido de Canarias (8.658), y de la ciudad autónoma de Melilla (8.386).

Las comunidades con una estancia media más prolongada fueron Galicia (7,87 días de hospitalización), seguida de Cantabria (7,68) y Asturias (7,62), frente a los 5,58 días de Baleares, y los 5,72 de la Comunidad Valenciana y de Melilla, que fueron las de menor estancia.

6,82

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios