Los peligros de estar a las órdenes de un mal jefe

  • Un investigador señala que los líderes efectivos son los más inteligentes emocionalmente

Los trabajadores a las órdenes de líderes más inteligentes emocionalmente son más efectivos, más productivos y gozan de mejor salud que los que tienen jefes "mediocres" que pueden provocar, además de estrés laboral, mayor riesgo de que sus empleados padezcan hipertensión o un ataque al corazón.

Ésta es una de conclusiones de las investigaciones realizadas por el psicólogo y asesor de recursos humanos norteamericano Kenneth Nowack. Para Nowack, miembro del consorcio para la investigación de la inteligencia emocional cuyo referente es el investigador Daniel Goleman, existe una íntima relación entre la salud de los trabajadores, en concreto el estrés laboral, y los buenos resultados en el desempeño de su empleo.

Los grupos de trabajo mal gestionados son, de media, un 51% menos productivos y un 44% menos rentables que los bien dirigidos.

El investigador ha matizado, sin embargo, que el estrés se debe evaluar individualmente pues la percepción de las situaciones estresantes son diferentes de unos individuos a otros, así como la capacidad de liderazgo, impulsada "por la genética en un tercio de los factores que la determinan".

"Hay líderes naturales que mantienen a sus empleados en una actitud activa", según Kenneth Nowack, que también ha apuntado que un nuevo ámbito de la investigación podría establecer si existe "una biología del liderazgo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios