Un petrolero japonés escapa a los ataques de piratas cerca de Somalia

Un buque petrolero japonés logró el lunes escapar a ataques con cohetes y armas automáticas de una banda de piratas entre Somalia y Yemen, sin registrar víctimas, anunciaron el armador y las autoridades niponas.

El "Takayama", un petrolero de 150.053 toneladas con una tripulación de 23 personas (16 filipinos y 7 japoneses), sufrió daños materiales pero pudo escapar por sus propios medios tras el ataque, que se produjo hacia la 01H40 GMT, según la compañía marítima Nippon Yusen Kaisha (NYK Line).

El buque se dirigía vacío al puerto sudanés de Yanbu, en el mar Rojo, procedente de Ulsan, en Corea del Sur, precisó la compañía.

"A bordo oímos un gran ruido. Después fuimos perseguidos por el grupo (de piratas) durante cerca de una hora", explicó un miembro de la tripulación, interrogado por la televisión pública japonesa NHK.

Según la guardia costera japonesa, la agresión tuvo lugar en medio de la noche, en el golfo de Adén, entre Somalia y la península arábiga, a unos 440 km al este del puerto yemení de Adén. El buque recibió un disparo de cohete por el flanco izquierdo, pero pudo seguir navegando.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios