La reserva de agua se recupera hasta el 50%

  • El nivel de los pantanos mejora en términos relativos y a partir de hoy se espera un nuevo temporal

El temporal de lluvias de la semana pasada ha logrado revertir la situación de extrema sequía que padecían buena parte de las cuencas hidrográficas, con la inyección de casi 1.400 hectómetros en los embalses. Según el balance del Ministerio de Medio Ambiente, el pasado temporal de lluvias dejó una media de 41 litros por metro cuadrado en toda la península. Agua suficiente como para que los ríos ganaran caudal y hayan inyectado en los embalses un total de 1.378 hectómetros cúbicos en la última semana, lo que ha facilitado que la reserva hidraúlica vuelva a estar por encima del 50%, dos puntos y medio más que sólo ocho días antes.

La situación ha mejorado ostensiblemente en los embalses del Duero, Tajo, Guadalquivir y Ebro, aunque todavía se encuentran claramente por debajo de las reservas de hace un año por esta época. Sin embargo, Meteorología ha anunciado para hoy un nuevo temporal de lluvias generalizadas por el oeste.

Por cuencas, destaca la del Duero, que pasa del 56,6 al 60,3%; la del Tajo, del 46,8 al 50,2%; la del Guadalquivir, del 35,9 al 38,2%, y la del Ebro, del 57 al 61,1%. La situación mejora, pero menos, en el resto de cuencas de la España seca, con la del Segura al 19,4%, la del Júcar al 23,4, y las cuencas catalanas al 20,1% y las andaluzas del Mediterráneo, al 29,3%.

La reserva asciende a 27.216 hectómetros, doce puntos por debajo de lo que contaba hace un año, y 14 menos que si se compara con el promedio del último quinquenio, lo que hace preciso que siga lloviendo para superar la situación de extrema sequía en muchas zonas de cara al próximo verano, aunque a partir de hoy se espera la llegada de sucesivas borrascas de origen atlántico a la Península Ibérica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios