El terremoto de Ecuador deja 525 muertos

  • El último balance oficial indica que del total de cuerpos hallados sin vida, 518 han sido identificados y entregados a sus familiares. Otras 4.027 personas han sido atendidas con heridas de diversa consideración.

Comentarios 2

La Fiscalía de Ecuador ha elevado a 525 el número de víctimas mortales causadas por el terremoto de magnitud 7,8 en la escala de Richter registrado el 16 de abril en el país sudamericano. Del total de cuerpos hallados sin vida, 518 han sido identificados y entregados a sus familiares. 

Las localidades de Manta, Portoviejo y Pedernales suman el mayor número de fallecidos, con un total de 431 muertos. Hasta el martes a las En Pedernales se han contabilizado hasta el martes a las 20.30, la Fiscalía ha contabilizado 159 víctimas mortales en Pedernales, 158 en Manta y 118 en Portoviejo. 

Del total de fallecidos, once son de nacionalidades extranjeras (tres ciudadanos cubanos, tres colombianos, dos canadienses, un dominicano, un inglés y un irlandés). La Fiscalía ha publicado en su página de Internet una lista con los datos de las víctimas mortales del terremoto ya identificadas. 

Horas antes del último balance de la Fiscalía, el ministro de Defensa ecuatoriano, Ricardo Patiño, compareció el martes antes para hacer balance de la situación. El ministro indicó que 4.027 personas han sido atendidas con heridas de diversa consideración. 

"Es la peor tragedia que hemos asumido en 60 años", admitió Patiño, antes de agradecer las muestras de solidaridad de la comunidad internacional. En este sentido, explicó que en las tareas de búsqueda participan 400 efectivos procedentes de un total de ocho países. 

Las autoridades se afanan también en reabrir las carreteras que han quedado colapsadas por el seísmo y en restablecer las comunicaciones telefónicas o la electricidad. El suministro eléctrico está ya restablecido en la "mayoría" de las zonas afectadas. 

El ministro instó a las tiendas de alimentación y a los bancos a recuperar progresivamente su actividad, con el objetivo de avanzar hacia una normalidad que, en vista de los datos, aún parece lejana. 

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ha estimado en unos 3.000 millones de dólares las pérdidas ocasionadas, si bien Patiño considera que esa cantidad es el dinero que hará falta sólo para reconstruir la región de Manabí. 

España manda militares a Ecuador y prepara un envío con material humanitario

España ha enviado a Ecuador un avión del Ejército del Aire, con 52 efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y de los servicios de emergencia de la Comunidad de Madrid, para colaborar en la búsqueda y rescate de víctimas del terremoto y en 48 horas mandará otra aeronave con ayuda humanitaria. El Gobierno ha respondido así ante el primer requerimiento de las autoridades ecuatorianas de personal de rescate, y el avión con los expertos españoles en emergencias está previsto que llegue este martes a Ecuador.

En el avión, un Airbus 310, viajan 44 militares de la UME, de los que 39 pertenecen a los servicios de rescate del Batallón de León, que participaron en el terremoto de Haití, así como otros 5 efectivos que actuarán de enlace. Los militares llevan equipos propios y cuatro perros, dos especializados en la búsqueda de personas vivas y otros dos en fallecidos. En el avión también viajan 8 efectivos del ERICAM (Emergencia y Respuesta Inmediata de la Comunidad de Madrid). Está previsto que el contingente permanezca entre una semana y diez días en Ecuador. Además, otra aeronave con alrededor de 12 toneladas de material humanitario con destino a Ecuador saldrá en 48 horas para ayudar a las víctimas. El avión transportará carga humanitaria de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid), así como de las organizaciones Oxfam Intermón, Cruz Roja y medicamentos donados por la Xunta de Galicia, la Generalitat Valenciana y la Fundación Reina Sofía.

El Rey Felipe VI ha expresado al presidente de Ecuador, Rafael Correa, su pesar y solidaridad con las familias de las víctimas del seísmo y el pueblo ecuatoriano. Las ONG españolas también han empezado ya sus campañas de ayuda a las víctimas. Así, hay tres efectivos de Cruz Roja Española en las zonas afectadas y ha realizado un primer envío de 15.000 euros para contribuir en las labores de rescate y necesidades más inmediatas. Acción contra el Hambre ha mandado también desde España un equipo de tres expertos en logística, en agua y saneamiento y en seguridad alimentaria, junto a material de primera emergencia, tras haber trasladado otro equipo desde Colombia.

Desde ese mismo país, están movilizando a sus cooperantes otras ONG como Alianza por la Solidaridad quien ha recordado que la situación en la zona del terremoto es "realmente preocupante" porque se han derrumbado la gran parte de los edificios altos. Médicos sin Fronteras, desde Colombia y México, ha trasladado a la zona sanitarios y psicólogos junto a personal logístico y ha anunciado que enviará más personal en las próximas horas. Oxfam Intermón está evaluando en el terreno las necesidades que los afectados tienen para concretar el tipo de ayuda que envían, al igual que Entreculturas y Manos Unidas.

La organización católica Misiones Salesianas ha visto cómo parte de sus colegios, casas y hospitales han sufrido daños por el seísmo y ha hecho un llamamiento a la solidaridad de la sociedad española para que "las zonas afectadas puedan volver a la normalidad lo antes posible". Cáritas España ha activado su protocolo de respuesta a emergencias a través de su sede en Ecuador y ha enviado una partida de 100.000 euros. Plan Internacional está trabajando en cuatro de las seis provincias afectadas y evaluando la necesidad de protección de los menores para reducir el impacto en sus vidas.

Por otra parte, el Ministerio de Asuntos Exteriores ha recomendado viajar con precaución a Ecuador y abstenerse de hacerlo por determinadas zonas, las más afectadas por el terremoto. En cuanto a los ecuatorianos residentes en España, se están interesando ante la Embajada por la manera de enviar ayuda a sus familiares y compatriotas. El diplomático de la Embajada ecuatoriana en Madrid Luis Vayas ha explicado que numerosos paisanos han acudido a la legación o han telefoneado para exponer su deseo de colaborar con dinero o material que se pueda enviar al país. En España residen unos 450.000 ecuatorianos, muchos de los cuales tienen ya la nacionalidad española. La Embajada ha abierto un número de información gratuito y en breve abrirá una cuenta bancaria en la que hacer donativos económicos en beneficio de los damnificados por el terremoto.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios