Un tsunami generado en Canadá llega a Hawai sin causar daños

  • Los residentes en zonas cercanas al nivel del mar llegaron a ser evacuados a cotas más elevadas. No se han registrado víctimas.

Comentarios 3

El tsunami generado por un terremoto de 7,7 grados Richter registrado hoy en la costa noroccidental de Canadá golpeó Hawai (EEUU) con olas menores de lo previsto, después de que las autoridades ordenaran la evacuación en zonas vulnerables y sin que se informara de daños o víctimas.

El Centro de Alerta de Tsunami del Pacífico (PTWC), que había emitido la alarma a las 19:09 hora local del sábado (05.09 GMT del domingo, la mantuvo cinco horas y la canceló dos horas después de que las olas tocaran las costas del archipiélago estadounidense. "La amenaza del tsunami ha disminuido" y "no se espera que aumente", indicó el PTWC al convertir la alarma en aviso y alertar de que "los cambios en el nivel del mar y las fuertes corrientes" pueden causar problemas en las costas en las próximas horas. El PTWC "sigue muy de cerca la situación y el aviso será levantado cuando el riesgo haya pasado", según su último boletín.

Pese a todo, los servicios de emergencia se desplegaron en el archipiélago hawaiano y las sirenas de alarma comenzaron a sonar en la costa para llamar a los residentes en zonas cercanas al nivel del mar a refugiarse en zonas altas. La repentina llamada de evacuación, que se produjo sobre las 21:30 local del sábado (07.30 GMT del domingo), provocó fuertes atascos y colapsos en la líneas de telefonía, aunque poco a poco se fue normalizando la situación. Los primeros informes, citados por la televisión local KITV, hablaron de olas ligeramente superiores a un metro, sin que se recibieran informaciones de daños materiales. No obstante, el PTWC recordó que las olas producidas por el tsunami pueden seguir llegando hasta siete horas después del primer frente.

Los servicios de emergencia habilitaron centros comunitarios y colegios para que las personas cercanas a la costa pudieran esperar a que pasase la alerta de evacuación. Asimismo, debieron atender y resolver, además, las llamadas de personas de avanzada edad o movilidad limitada que necesitaban ayuda para abandonar las zonas más peligrosas ante la llegada de tsunami.

La policía bloqueó carreteras y detuvo el tráfico durante varias horas para prevenir que los conductores se aproximaran a la costa, especialmente en zonas como puertos, ensenadas o rías, donde las olas pueden amplificarse y causar más daño. Un portavoz de los servicios de emergencia de Hawai indicó que aparentemente la energía proyectada por el terremoto de Canadá no ha golpeado directamente el archipiélago hawaiano, pero es necesario extremar la precaución debido a que el tsunami también genera corrientes peligrosas.

Pese a un impacto menor del previsto inicialmente, el PTWC pidió mantener la precaución y recordó que los problemas que podría haber generado el tsunami fueron mucho menores al producirse durante la noche, cuando no hay turistas en las playas, bañistas o botes navegando.

El Centro de Alerta de Tsunami del Pacífico emitió avisos de menor entidad para las costa de los estados norteamericanos de California, Oregón y Alaska, así como a la Columbia Británica (Canadá), donde no se tuvo que proceder a la evacuación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios