El 20% de los túneles de carreteras europeas suspenden en seguridad

  • El EuroTAP detecta la peor situación de los últimos cinco años · Sin embargo, en España, de los cinco túneles estudiados, sólo uno, el de Pando (Asturias), abierto en 1983, suspende en la calificación

Uno de cada cinco túneles de las carreteras europeas suspende en materia de seguridad: le faltan elementos esenciales o sus equipamientos están deteriorados, hasta el punto de suponer un riesgo para la conducción. Ésta es una de las conclusiones de una inspección de 31 túneles en varios países europeos. En el caso español, han sido evaluados cinco y, afortunadamente, cuatro de ellos pasan el corte. Se trata de los túneles de Loma de Bas (Murcia), Guadarrama III (Madrid) y Torrox y Capistrano, en Málaga. El quinto túnel español evaluado es el de Pando, en Asturias, que suspende en la clasificación.

El Programa Europeo de Evaluación de Túneles (EuroTAP), responsable del estudio, recoge el testigo de las iniciativas relacionadas con la medición de riesgos para el tráfico viario que empezaron a diseñarse en Europa tras los desastrosos accidentes de Tauern y Mont Blanc, en 1999. Esas iniciativas cuajaron en este programa, que está gestionado por un consorcio independiente que cuenta con la colaboración de las principales asociaciones de automovilistas europeas, entre ellas el RACC-RACE español. El programa, que entre 2005 y 2007 recibió una financiación comunitaria de 4,5 millones de euros, está respaldado en esta edición por la Federación Internacional de Automovilismo. Desde ese año, los técnicos de EuroTAP han inspeccionado 183 túneles en 18 países, con una longitud total evaluada de 412 kilómetros. Los parámetros de medición de estos estudios vienen se basan en la directiva comunitaria sobre seguridad en la carretera de 2004. En la última edición, los inspectores volvieron a casa con los peores resultados de los últimos cinco años. Fueron analizados 31 túneles de Austria, Andorra, Bélgica, Suiza, Alemania, España, Croacia, Italia, Noruega, Holanda y el de la frontera checo-austriaca.

Noruega e Italia presentan los datos más pesimistas, pero, según los técnicos de EuroTAP, "eso no es una sorpresa, ya que esos países obtuvieron los peores resultados en los estudios de los últimos tres años". En el caso italiano, tres de los cuatro túneles analizados no superan las exigencias de calidad. En el caso de Noruega, a pesar de la mala publicidad que para su red viaria supone acumular año tras año malos resultados, el EuroTAP estima que "las autoridades no se toman este asunto en serio. Es sólo una cuestión de tiempo que ocurra una catástrofe".

Pero no todo son malas noticias. Así, todos los túneles evaluados en Austria y Suiza (nueve en total) cumplen con todas las exigencias de seguridad. En lo más alto de la clasificación del estudio EuroTAP 2008 -otorgada en función de la calidad de elementos diversos, como la iluminación, la telefonía o los sistemas antiincendios- está el túnel de Pont Pla, en Andorra, abierto en 2006, con una longitud de 1,3 kilómetros.

Los estándares comunitarios de seguridad en esta materia serán obligatorios en siete años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios