Tecnologías que impulsan la inclusión

  • Las posibilidades de la televisión 'smart' y los videojuegos adaptados son ejemplos de los avances en la creación de dispositivos y contenidos accesibles, pero quedan retos.

Los pasos para eliminar las barreras que se encuentran las personas con discapacidad para acceder a la tecnología son constantes. Y cada vez más, los aparatos de uso cotidiano se amoldan a las necesidades de los diferentes usuarios. El Centro Nacional de Tecnologías de la Accesibilidad (Centac) ha destacado recientemente la capacidad de las televisiones inteligentes para adaptarse a personas con discapacidad auditiva, problemas de visión o dificultad cognitiva. "Las smart TV ofrecen opciones de usabilidad para adaptarse a las distintas capacidades y circunstancias personales de cada uno", asegura el director de Accesibilidad de Centac, Juan Carlos Ramiro.

Entre las diversas aplicaciones, destacan el reconocimiento de voz para controlar aspectos básicos como el control de volumen o programa y el lector de pantalla para que personas con discapacidad visual severa puedan acceder a la guía de canales electrónica, a la grabación de programas y reproducción del material grabado. Además, las smart TV facilitan mediante wifi o Bluetooth vincular móviles, tablets, teclados o mandos de juego. Por ejemplo, se pueden conectar unos auriculares vía Bluetooth para que personas con discapacidad auditiva moderada y personas mayores escuchen mejor la tele. También puede resultar útil transmitir el contenido de un móvil o tablet a la pantalla del televisor para personas que usen con frecuencia herramientas de lupa.

En cualquier caso, Ramiro indica que sacar el máximo rendimiento a una smart TV requiere un proceso de aprendizaje y reconoce que esto puede ser un impedimento para personas mayores y con dificultad de concentración y cognitiva. Así, Centac cree que todavía hay un reto entre los fabricantes para "avanzar en el diseño de interfaces más simplificados y personalizables, como ya se está haciendo en el mercado de los smartphones".

Arcade Land es otro ejemplo de tecnología inclusiva. Se trata de una colección de seis minijuegos inspirados en clásicos populares como Pac-Man, Snake o Space invaders y que ha sido desarrollada por Koth Studios para PlayStation 4. La particularidad de este título es que, además de jugarse normalmente con el mando de la consola, también es un juego adaptado para personas con problemas de movilidad motora, como los afectados con parálisis cerebral. A través de la cámara de la PS4, que reconoce movimientos del usuario en tiempo real, el jugador puede interactuar usando el torso o la cabeza, sin necesidad de valerse del mando. Además, se puede modificar la velocidad del juego para adaptar la dificultad al grado de afectación del usuario.

Arcade Land pretende fomentar la inclusión social de este colectivo, que habitualmente no puede acceder a estas actividades de ocio. Y su objetivo no es sustituir a la terapia, sino incentivar a los jóvenes con limitación motora a aumentar el rango de movimientos que son capaces de hacer, evitando patrones y malos hábitos que podrían terminar en deformidades o dolores crónicos.

Arcade Land sale a la venta a principios de mayo en la tienda online de PlayStation.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios