Ana Blanco: "Me gustaría empezar un día con una gran sonrisa y sin malas noticias"

Ana Blanco recuerda con ilusión la primera buena noticia que dio. Fue una victoria de Miguel Indurain en el Tour de Francia. La proeza del navarro dibujó una sonrisa en el rostro de Ana y aquel día ella empezó el Telediario como le gustaría hacerlo todos los días: "con una sonrisa enorme porque no haya malas noticias". Dieceséis años al frente del Telediario le han enseñado que eso "son sólo utopías, aunque me encantaría decir que hay un remedio para el cáncer y espero que eso sí se haga realidad".

Llegó a TVE en 1991. Procedía de Telemadrid, donde presentaba una especie de programa cultural. "El formato era parecido al de un informativo", recuerda. En TVE debió de gustar, porque le ofrecieron empezar a presentar el Telediario Fin de Semana inmediatamente. Aceptó "y hasta hoy". Dice que ya no cuenta el número de veces que se ha puesto ante la cámara. "Me da vértigo", explica. Hoy hará doblete. Estará a las tres en punto al frente del Telediario 1 y, por la noche, en prime time, como moderadora de Tengo una pregunta para usted, con Javier Arenas.

Hizo lo mismo el pasado 20 de noviembre. Ya había presentado varios programas electorales, pero ese día, por primera vez, se encargaba de recibir a Manuel Chaves en la primera edición autonómica de Tengo una pregunta para usted. Y le hacía ilusión, porque le encanta Andalucía y porque "este es un programa innovador, que representa mucho para TVE y para la televisión en general".

Repite la experiencia con un espacio de éxito, pero Ana Blanco no se plantea cambiar su tarea en TVE. "Espero que me queden muchos Telediarios", asegura. Aunque eso suponga seguir dando malas noticias. Ana recuerda especialmente la crudeza de la guerra en la antigua Yugoslavia y la muerte de Juan Pablo II. "Yo estaba en Roma y me impresionó el movimiento sociológico que aquello provocó". Sin embargo, las peores noticias siempre tienen que ver con el terrorismo. "Todavía me cuesta recordar el 11-M y el 11-S, durante los primeros momentos, llegué a pensar que era mentira. Fue muy duro", concluye.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios