Canal Historia aparece con los nuevos 'Templarios'

  • La serie documental de producción propia, que se estrena este lunes, consta de seis episodios

Comentarios 1

"Hermanos en la lucha. Hermanos en la fe. Hermanos en la muerte". Los templarios constituyen todo un enigma, un misterio arraigado entre los mitos que se instalan en el imaginario colectivo impidiendo la exploración histórica de los orígenes. Desde el rigor y el entretenimiento Templarios serie documental de producción propia que lanza el Canal Historia en colaboración con Zebra Producciones y Volcán Producciones cuenta con la dirección del joven Israel del Santo y llega este lunes, a las 22.50, a esta cadena de pago.

La obra nos traslada a los orígenes de la Orden del Temple, centrándose en la Península Ibérica, en la Primera y Segunda Cruzada y en la proliferación de los monjes guerreros. Todo a través de una veracidad documentada que tiene como objetivo evidenciar los hechos históricos y en la que no faltarán personajes característicos del siglo XII: papas, reyes y templarios históricos como Bernardo de Claraval, Alfonso Henriques (que se convertiría en Alfonso I de Portugal) o Hugo de Payns (fundador de la Orden).

Historia se arma de valentía y afronta este formato que supone todo un privilegio, ya que a través de batallas, castillos, templos, iglesias y mucha acción acerca una realidad histórica mediante una narrativa moderna, con un notable elenco actoral y unas localizaciones impagable. Por tanto, el apartado visual es magnífico tras la presentación a los medios ofrecida ayer y hace alarde de una extensa escenografía que recorre las regiones y paisajes emblemáticos pasando por el Castillo de Javier en Navarra o el Monasterio de Santa María de Huerta en Soria. A pesar de la odisea de las localizaciones y la ambientación tan mimada que presenta Templarios, el equipo técnico ha conseguido convertir cada dificultad en una virtud que desemboca en una obra magnífica; acompañada de varios hilos argumentales que se irán desarrollando paralelamente para converger en un cauce común lleno de intrigas y giros inesperados.

La estética recuerda mucho a Vikingos, una de las perlas de ficción del canal originario, el estadounidense History Channel, que además ha conseguido cosechar una gran audiencia en Estados Unidos. Pero lo que más sorprende de Templarios es el tratamiento tan riguroso y correcto de las imágenes, gracias a la colaboración de un equipo de historiadores y escritores como Jesús Sánchez Adalid, Matilde Asensi o José Luis Corral. Cada uno de ellos ha aportado un toque de rigor y seriedad en una serie que no solo pretende divertir, pues los combates y la acción se convertirán en algo habitual, sino aportar hechos relevantes que han quedado en el olvido. Por tanto, la parte escénica se compagina con el rigor para plasmar en la pequeña pantalla los valores tan estrictos de una orden de la que solo se conservan restos y algunos enigmas históricos que, por supuesto, se reflejan.

Templarios bebe de otras producciones. Los colores y las tonalidades obligan a compararla con Vikings; no obstante el uso de una gama particular juega un papel importante en la simbología, combinando rojos y azules según sean exteriores o interiores. Posiblemente una nimiedad, pero que refleja el cuidado que se tiene en reflejar cada detalle e imprimirle ciertas emociones de cara a una audiencia muy exigente. Esta joya del canal Historia ha contado con el apoyo y la ayuda del Clan del Cuervo, un conjunto de veinte personas (distribuidas por toda España) absolutamente apasionados por la historia de la vida cotidiana. Templarios arranca el lunes con un episodio piloto enigmático.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios