frank cuesta. ahora en discovery max

"Dije que volvería cuando me pagaran una pasta, y así es"

  • Esta noche estrena su nueva serie, 'Wild Frank', en el estilo de este veterinario, y que recorrerá la selva de Brasil

Esta noche, a las diez, Frank vuelve a la carga, entre sus bichos, por la jungla. En este caso no es Tailandia, sino Brasil. Y no es Cuatro, sino que Wild Frank se ofrece a través de Discovery Max. Molinos de Papel sigue siendo la productora de los programas de Frank Cuesta, aunque no estará junto a sus compañeros de siempre porque andan en otros proyectos. Frank, eso sí, también sigue siendo el mismo.

-Discovery Max parecía un destino inevitable para un programa curioso sobre la naturaleza.

-Había que referescarse un poquito. Me sentía entonces muy repetido. Esto ha sido una evolución normal y aparecer en Discovery Max era una simple consencuencia, en un canal que va con el programa, porque Mediaset es un pulpo muy grande y proyectos como este se pierden.

-Usted dijo que no volvía a la televisión. Habrá que recordarle eso de "nunca digas nunca jamás"...

-Yo dije que me iba y me fui a internet a grabar mis cositas. No engañé a nadie. Yo seguía en mi casa, con mi tenis, mis animalitos. Soy veterinario y dije que volvería cuando apareciera proyecto que me apeteciese y que me pagaran una pasta. U así es y por eso estoy aquí. Me han pagado un par de salchichones, y venga, me voy para la selva.

-¿Sigue viviendo en Tailandia pese a todo?

-Yo me vine a Tailandia con 18 años y no me mueve volverme a España, donde paso algún mes que otro. Estoy en Tailandia pero no reniego de nada. Estoy muy orgulloso de ser español pero no me hace falta vivir en España. Siempre eres de donde naciste, pero no me apetecen cosas que veo de mi país, como los políticos.

-¿No nos echa de menos?.

-A mí me pones la canción Que viva España y me pongo a llorar. Y también si me pones la sintonía de Mazinger Z. Porque son nuestras raíces. Yo también me siento muy tailandés pero, insisto, no me gustan determinadas cosas de España.

-¿Qué imagen tienen de España sus vecinos tailandeses?

-Se creen que en España hay gente tirada por la calle, que es un país muy pobre. Muy mala imagen. Hay mucha desinformación, pero el problema es que las noticias que llegan siempre de España son muy feas... Igual que las noticias de Tailandia que llegan a España.

-¿Por qué Brasil ahora?

-Nos apetecía. Yo había estado en el Amazonas dos veces. Pero no había grabado nunca. Era un deseo que venía desde atrás. Y por supuesto ha sido una gran experiencia. He contraído mil enfermedades, por los parásitos, porque te muerden animales... Pero llego a Tailandia, me meto unos días en el hospital y salgo limpio de todo.

-¿Cómo contrae tantos parásitos?

-Sobre todo por comer y beber. Las condiciones en la selva no son las mejores y es normal que termines contrayendo de todo. También con los venenos de las moderduras tienes problemas que al final debes tratarlos en el hospital.

-¿Por qué esa pasión por las serpientes, que siempre han tenido entre nosotros 'mala fama'?

-Por muy letales que sean, no hay ninguna serpiente que ataque al hombre. Actúan por defensa. Yo tengo pasión por ellas, pero las trato siempre con respeto y cautela. Hay gente que tiene terror a las serpientes, como a las cucarachas o a los ratones: terrores culturales. Hay que concebir que las serpientes están ahí por una función que cumplen en la naturaleza y dejarnos de prejuicios.

-¿Sigue echando broncas a su equipo?

-Eso son leyendas urbanas. Cuando yo grito es por una advertencia. No me gusta que mis amigos corran peligro. No son broncas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios