Cine

Los Globos de Oro caen víctimas de la huelga

  • La ceremonia de entrega de los premios de la Asociación de la Prensa Extranjera en Hollywood, que iba a celebrarse este domingo, ha sido suspendida por el paro de los guionistas.

Comentarios 0

No habrá alfombra roja, estrellas en el escenario ni fiestas espectaculares: la gala de los Globos de Oro -la segunda mayor entrega de premios después de los Oscar- ha sido suspendida debido a la huelga de los guionistas de Hollywood, que ya dura diez semanas.

La noticia fue confirmada el lunes por la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood (HFPA): "La transmisión de la 65ª gala de los Globos de Oro y la cena en el Hotel Beverly Hilton han sido canceladas oficialmente". Tras una ardua lucha entre los autores en huelga, la cadena NBC y los organizadores de los Globos de Oro no quedó casi nada en pie de la celebración que normalmente dura unas tres horas.

El show, que atrae habitualmente a muchas estrellas a Hollywood y a millones de espectadores a las pantallas de televisión, será sustituido por una conferencia de prensa de una hora, informó la HFPA. NBC emitirá los nombres de los ganadores el 13 de enero en el marco de un programa de noticias.

"Todos aman los Globos, esto es trágico", afirmó indignada la periodista alemana Frances Schoenberger. Desde hace 25 años, ella pertenece al grupo de 85 miembros de la asociación que otorga los premios, que ahora quedaron en su opinión "en medio de la línea de fuego".

Las tensiones iban en aumento desde hace semanas. En diciembre, la Asociación de Guionistas (WGA) rechazó una petición de la HFPA para suspender su huelga para la gala. El paro impide a los autores que escriban los guiones para películas, programas televisivos o shows como los Globos de Oro.

La semana pasada, el sindicato de actores, SAG, anunció que los actores nominados boicotearían la celebración en solidaridad con los guionistas. NBC rechazó a su vez el compromiso propuesto de que la gala se celebrara de forma privada sin transmisión televisiva. Al fin y al cabo, el show reporta unos 20 millones de espectadores y casi los mismos millones de dólares en ingresos publicitarios.

El nuevo formato de noticias para la entrega de premios es una apuesta arriesgada. NBC espera que las estrellas acudan a las fiestas en el lujoso Beverly Hilton, donde serán leídos los nombres de los ganadores. Las cámaras podrían registrar entonces las reacciones de los premiados -y los perdedores- y atraer público ante la pantalla. Pero es probable que las cuentas no salgan, porque la emisora HBO y el estudio Warner Bros. informaron ya el lunes por la noche de que cancelan sus fiestas de famosos.

El publicista estrella Stan Rosenfield, que representa entre otros a George Clooney y Robert de Niro, cree que las sillas quedarán vacías. "Algunos vendrán, otros no", se lamentaba al ‘Los Angeles Times’. "No voy a mandar estrellas a sentarse en sillas plegables y escuchar en una conferencia de prensa el nombre de otro", afirmó al periódico otro representante.

Tampoco está claro si el director Steven Spielberg acudirá el domingo a recibir su Cecil B. DeMille (el premio honorífico que concede la asociación). El trofeo a su trayectoria fue anunciado con anterioridad, pero su portavoz, Marvin Levy, dijo al ‘Times’ que no cree que "Steven piense que esto es muy atractivo".

Las nominaciones fueron anunciadas en diciembre. Entre los actores que compiten por el galardón se cuentan Cate Blanchett, Angelina Jolie, Keira Knightley, George Clooney, Daniel Day-Lewis, Johnny Depp, Tom Hanks y muchos intérpretes televisivos.

Frances Schoenberger lamenta sobre todo la situación de los "novatos". "Johnny Depp y otras grandes estrellas pueden vivir con ello, pero para los novatos, que tenían ahora su primera gran oportunidad, como Marion Cotillard (‘La Vie en Rose’) y Ellen Page (‘Juno’), esto es muy triste". Entre las "víctimas" se cuentan también peluqueros, maquilladores y empresas de catering que normalmente trabajan a pleno rendimiento en los días previos a la gala.

La cancelación enfrenta a Hollywood ante la siguiente catástrofe: el 24 de febrero se entregan los Oscar, y la estatuilla dorada podría sufrir la misma suerte que los Globos de Oro si la huelga continúa.

Los aproximadamente 12.000 guionistas sindicalizados exigen más dinero por la reutilización de su trabajo en Internet y en DVD, pero los productores de cine y televisión se niegan. Después de intensas batallas, la lucha laboral se convirtió en guerra fría desde principios de diciembre. No hay fechas para nuevas negociaciones y Hollywood permanece paralizado.

Etiquetas

más noticias de TV-COMUNICACIÓN Ir a la sección TV-Comunicación »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios