Kilos a cambio de salud

  • Canal Sur ha logrado encandilar a la audiencia con 'La Báscula', un 'reality' en el que no todo es perder peso

En una época en la que los realitys inundan las parrillas de cualquier cadena, Canal Sur ha conseguido dar un giro a este formato y llamar la atención de la audiencia con La Báscula, un programa protagonizado por 16 andaluces con sobrepeso.

No es la primera vez que una televisión pone delante de las cámaras a un grupo de 'gorditos' dispuestos a perder peso, pero la cadena andaluza no se ha querido conformar con eso y se ha fijado como meta conseguir que estos 16 concursantes, además de bajar de peso, alcancen el objetivo final de mejorar su calidad de vida. Para eso cuenta con un equipo de expertos formado por un endocrino, un nutricionista, una psicóloga y un preparador físico, que asesoran cada semana a los concursantes para lograr este objetivo. Además, a diferencia de otros programas, los concursantes no habitan en un mismo espacio sino que siguen haciendo su vida normal e incluso son ellos los que se elaboran sus propias dietas en función de las recomendaciones que reciben de los expertos. Todo ello, además, se adereza con retos e historias personales de los concursantes que, agrupadas en cuatro equipos, han conseguido encandilar a los espectadores desde el principio. Prueba de ello es que la página de Facebook de La Báscula cuenta en la actualidad con más de 15.000 seguidores no sólo de Andalucía sino de toda España y de varios puntos de Europa. "A diario nos llegan decenas de mensajes de personas que se identifican con nuestros concursantes y que no sólo aplauden su esfuerzo sino que lo consideran un ejemplo a seguir", explica Manuel Rodríguez, el encargado de coordinar al equipo de Cádiz, quizá uno de los grupos que ha despertado más simpatías entre los seguidores del espacio. Cuando Manuel habla de su equipo, el de Sanlúcar, se le iluminan los ojos. Las llama "mis niñas" y no duda en afirmar que el programa, tanto a ellas como al resto, les ha cambiado la vida. "No sólo están consiguiendo bajar de peso, éso es casi anecdótico. Nos han dejado entrar en sus vidas y, a cambio, han visto cumplidos muchos de sus sueños, como pasar modelo en Simof, conocer la nieve o hablar con algunos de sus ídolos. Y eso es algo que nos enorgullece", dice satisfecho.

El concurso tenía inicialmente una duración de 13 semanas, si bien, ante la buena respuesta del público, la cadena autonómica decidió primero ampliarlo hasta los 15 programas y luego prolongarlo hasta el próximo mes de junio. Con un casting al que se presentaron más de 10.000 andaluces, no era difícil pensar que la acogida que tendría este espacio sería tan positiva. "Aún hoy nos siguen llegando decenas de correos de personas a las que les gustaría entrar en el programa, algo que nos motiva a seguir buscando nuevos retos cada semana", dice Manuel.

Para incentivar a los concursantes y conseguir que sigan bajando de peso, cada semana los grupos reciben un reto individual que, en caso de ser superado, se traduce en kilómetros, de forma que, al finalizar el programa, cada equipo podrá canjear sus puntos por un viaje equivalente a los kilómetros acumulados. "Elegimos a los concursantes con una obesidad elevada, todos pesaban más de 100 kilos, y estamos muy satisfechos del ritmo que están siguiendo porque nos indica que habrá quien tenga que abandonar antes de tiempo por haber logrado alcanzar su peso ideal. No obstante, para seguir reclamando su esfuerzo, hemos decidido que si no superan el reto durante tres semanas consecutivas, los expertos podrán decidir si continúan o no en La Báscula", dice.

Ante el interés generado, el programa va a publicar un libro en el que se recopilan los trucos y recetas que reciben los concursantes.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios