Protesta en versión española

  • Los guionistas españoles se reúnen en Madrid para estudiar su situación y plantear una serie de reivindicaciones · Se inspiran en la huelga que protagonizan desde hace un mes sus colegas de EEUU

Mañana se cumple un mes desde que los guionistas estadounidenses levantaron el hacha de guerra contra la industria audiovisual más potente del planeta. Treinta días en que los escritores de Hollywood han logrado paralizar buena parte de los programas más vistos y las series de más éxito. Su principal reivindicación pasa por lograr un mayor porcentaje en el reparto de los beneficios online. En España, los guionistas aún no reciben un sólo céntimo por la venta de DVD, así que ni hablar de exigir su parte por la explotación de series y películas en internet.

El sábado, el sindicato ALMA (Autores Literarios de Medios Audiovisuales) logró llenar el cine Doré, en Madrid. La organización presidida por Agustín Díaz Yanes convocó a todos los guionistas españoles, de cine y televisión, de ficción y no ficción, para estudiar su situación y establecer un listado de reivindicaciones.

"Estaba todo a punto de explotar y la huelga de los americanos nos ha servido para ver que esta gente, cuando se une, tiene un poder clarísimo en la industria", afirma Carlos Molinero, vicepresidente de ALMA. Desde el sindicato toman como ejemplo la capacidad de organización de sus colegas de Hollywood, pero la huelga les ha servido, además, para despertar el espíritu de lucha de los guionistas nacionales. "Una cosa cabreante es que allí han empezado a hacer una huelga con unos mínimos que nosotros ni siquiera tenemos", añade Molinero. Un ejemplo es que en Estados Unidos los guionistas cobran tres céntimos de dólar por cada DVD vendido. "Es una miseria, pero es que aquí cobramos 0 euros", se queja Molinero. Los derechos por la venta de DVD es una de sus reivindicaciones. También piden recibir un porcentaje por la explotación de sus obras en el extranjero. La elaboración del convenio colectivo "y que haya unos baremos mínimos de los precios del guión" completan las peticiones.

La reunión sirvió para establecer un primer contacto. "Luego iremos a las productoras, las teles y el ministerio". Si esto no funciona empezarán a pensar en "acciones para reivindicar nuestros derechos". Y no descartan la huelga, "la forma más directa de presión".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios