'Realities', un filón para los famosos

  • Las cadenas cada vez rizan más el rizo para llamar la atención de la audiencia con programas protagonizados por famosos, donde les hacen cantar, bailar, saltar a la piscina y hasta ser granjeros.

La telerrealidad no es sólo cosa de frikis. Los famosos también se apuntan a esta moda que llegó a España a principios del 2000 de la mano del revolucionario Gran Hermano. Desde el primer momento, las cadenas han sido conscientes del éxito que tiene el cotilleo en este país y, por eso, nada mejor que poner a un grupo de famosos o pseudofamosos a desempeñar cualquier tarea, por muy tonta que ésta pueda parecer, para tener a un buen puñado de espectadores pendientes de la pequeña pantalla.

Los famosos, bien por diversión, bien por mantener viva su parcela de fama, bien por conseguir un puñado de euros cuando su caché ha descendido hasta la segunda división, se apuntan a cualquier cosa y lo mismo aceptan participar en un programa de bailarines que se calzan las botas para ejercer de granjeros o rivalizan en una cocina por alcanzar la gloria con el mejor menú.

Telecinco fue la primera que vio el filón de este tipo de programas y, en el año 2000, al poco de lanzar la primera edición de Gran Hermano, llevó al primer grupo de náufragos a una isla desierta con Supervivientes: Expedición Robinson, un programa por el que han pasado desde entonces personajes de todo tipo y que ha tenido ocho ediciones. También Antena 3 probó suerte con un espacio de este mismo corte, La isla de los famosos (en 2003), que ha repetido hasta en cuatro ocasiones.

Aunque de todos, el que ha tenido más éxito es el programa de baile de la factoría de Gestmusic. Los famosos han accedido encantados a la propuesta de Televisión Española, primero, y de Telecinco, después. Mira quien baila, convertida en Más que baile al llegar a Mediaset, ha contado en sus ocho ediciones con un amplio abanico de famosos, desde cantantes hasta deportistas de elite, actores y presentadores de todas las edades. Pese a ser también un reality de baile, no tuvo el mismo éxito, sin embargo, la propuesta que lanzó Telecinco en 2006 con Manel Fuentes como maestro de ceremonias, El desafío bajo cero, donde los concursantes como Peio Ruiz Cabestani o Almudena Cid tenían que hacer piruetas en una pista de hielo. El programa desapareció de forma precipitada al poco de su estreno.

También los realities de cante han tenido un notable éxito entre los famosos. Y si no, que le pregunten a Santiago Segura, que ha repetido en las dos exitosas ediciones de Tu cara me suena que ha ofrecido Antena 3, un programa donde los concursantes famosos tienen que entonar canciones de otros artistas caracterizados del personaje en cuestión.

Además de cantar, bailar y buscarse la vida en el fin del mundo, los famosos han tenido que ejercer de granjeros tanto en Antena 3 (La Granja) como en Telecinco (Acorralados) y se han tenido que meter entre fogones con Sergi Arola como maestro de grupo (en Esta cocina es un infierno) para demostrar a la audiencia que son algo más que una cara bonita.

Las últimas pruebas a las que se han sometido los famosos españoles se desarrollan desde lo alto de un trampolín (con Splash! Famosos al agua de Antena 3 y Mira quien salta de Telecinco) y desde el interior del desierto del Sahara, donde Cuatro ha puesto a competir por parejas a un grupo de famosos en un reality de orientación y pruebas de habilidad del tipo de Pekín Express (Expedición imposible). Antes de llegar hasta aquí, no obstante, se han quedado por el camino otros programas protagonizados por famosos que intentaban aprender a conducir (Famosos al volante) o incluso otros como Invisibles (ofrecido por Antena 3 en 2006), donde personajes como Blanca Fernández Ochoa, Álvaro de Marichalar y Sofía Mazagatos no dudaron en meterse en la piel de un indigente para saber cómo viven y actúan los sin techo.

Mención aparte merecen otros realities de convivencia protagonizados también por famosos, donde la polémica estaba asegurada incluso antes de empezar por la composición del equipo de concursantes, como Hotel Glam (ofrecido por Telecinco en 2003) o El castillo de las mentes prodigiosas, que fracasó en Antena 3 teniendo a la bruja Lola o Paco Porras entre sus protagonistas.

Hasta ahora, no obstante, los realities que cuentan la vida de los famosos no están teniendo tanto éxito como en otros países, donde han triunfado programas centrados en el día a día de artistas como Britney Spears o Anna Nicole Smith, y sólo la excepción de Alaska y Mario, el programa de MTV donde la pareja de cantantes da cuenta de sus labores cotidianas, se asoma a nuestra televisión. En este mismo apartado quizá haya que incluir también el pseudo-concurso protagonizado por Álvaro Muñoz Escassi, en el que el jinete tenía que elegir a su chica ideal entre un nutrido número de pretendientas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios