Sogecable vende a Telecinco el Mallorca-Madrid de hoy

  • Se reabre la guerra con Mediapro, que legitima la señal para La Sexta y autonómicas

Se abre otro episodio de la "guerra del fútbol", pese a que está emplazada judicialmente una resolución para el próximo mes de julio. Audiovisual Sport, comercializadora de la Liga y participada en su mayoría por Sogecable, vendía los derechos del Mallorca-Real Madrid, previsto para esta noche, para que lo ofrezca en abierto Telecinco. Las cámaras de Telefónica, concesionaria de Audiovisual, coincidirán en el Ono Estadi mallorquín con la unidad móvil de Mediapro, que a su vez sirve el partido al canal del que forma parte como accionista, La Sexta, y a las seis autonómicas que tienen un acuerdo comercial con la cadena, entre ellas la catalana TV-3, la valenciana y la gallega.

La doble emisión del encuentro es una batalla más del conflicto mediático entre Sogecable y Mediapro, un pulso por el control de la emisión de la Liga. La propietaria de Digital + no reconoce los acuerdos firmados por Mediapro con la mayoría de los clubes profesionales. Dentro de dos temporadas la productora tendrá los derechos de toda la Liga salvo el Betis (que continúa con Sogecable), Atlético y Getafe (en manos de Telemadrid). El futuro depende de lo que dicte el juez, aunque hoy por hoy la situación de Mediapro le permitiría comercializar a medio plazo la Liga según su criterio, lo que por ejemplo pone en peligro los partidos en taquilla de Digital + y el encuentro exclusivo de Canal +, ejes de la oferta de la plataforma de Sogecable. Mediapro es partidaria de comercializar partidos por el móvil e internet.

A la guerra se ha unido gustoso Telecinco a raíz de perder los derechos de emisión de la Fórmula 1 a partir del año próximo. Mediapro adquirió las seis temporadas siguientes del circo automovilístico y puso a subasta dicha oferta, que finalmente se llevó La Sexta y a la que sólo pujó también TVE. Telecinco, que consideraba que su filón de la Fórmula 1 se había adquirido a un precio desorbitado, se ha mostrado muy molesta por la pérdida de este evento, que genera grandes audiencias y que había adquirido antes de que estallara el fenómeno de Fernando Alonso. Telecinco pagaba unos 15 millones de euros por temporada y ahora La Sexta abonará unos 40 millones. La crispación entre Telecinco y Cuatro con La Sexta es muy perceptible también en algunos programas de la parrilla, donde sobresalen las mordaces críticas de Sé lo que hicisteis.

Telecinco está espoleada con el fútbol a partir del éxito de los encuentros de la Copa del Rey. Sogecable vendió a bajo precio las semifinales Barcelona-Valencia. Los partidos de Liga sin embargo han anotado registros de audiencia inferiores a los que aporta La noria, aunque los directivos prefieren en este caso el daño a la competencia que la rentabilidad. La guerra del fútbol además se avivó cuando durante el pasado 2 de febrero las cámaras de Mediapro se quedaban sin entrar en el Ruiz de Lopera para ofrecer el Betis-Deportivo (emitiendo al día siguiente el Murcia Zaragoza, previsto en pay per view). Desde entonces la productora catalana se asegura a qué estadio acude, aunque en el de Mallorca va a encontrarse de nuevo con la coincidencia de los de Sogecable.

El conflicto mediático se encuentra, por los tribunales, bajo medidas cautelares que exigen el mantenimiento del modelo de la temporada pasada. Audiovisual Sport comercia los partidos de pago y Mediapro se reserva el de interés general. Antes de la resolución cautelar Mediapro, apelando a sus contratos con determinados clubes, llegó a ofrecer varios encuentros de pago de Sogecable.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios