Sophie Turner: "Juego de tronos' es una serie política"

  • Su personaje, Sansa Stark, mostró su cara más fría en el último capítulo de la sexta temporada el domingo.

Comentarios 2

Juego de Tronos es una s0erie "muy política" cuyo éxito reside en lograr el "equilibrio perfecto" entre fantasía y realidad. Así lo cree Sophie Turner, la actriz que da vida a Sansa Stark, un personaje que ha pasado, según dice la propia actriz, de niña a mujer "fuerte" a la par que "insensible, sádica y manipuladora".

"La fantasía aporta la dosis justa de evasión que es necesaria en el mundo en el que vivimos mientras que los elementos humanos hacen que todo el mundo se vea un poco a sí mismo en la serie", explica la actriz británica. Otro de los puntos que, para Turner, juegan un importante papel en el éxito de la producción creada por Daniel Benioff y D. B. Weiss para HBO es la representación de las tramas de poder: "Es una ficción muy política que permite relacionar lo que ocurre en ella con hechos históricos y de actualidad". La serie, basada en las novelas de la saga Canción de hielo y fuego, de George R.R. Martin, es todo un fenómeno global con el que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, obsequió al Rey Felipe VI el pasado año: "No lo sabía pero me parece impresionante y muy emocionante", ha dicho, divertida, la actriz sobre este hecho.

En cuanto a su personaje, Sansa, dice que es el que más ha cambiado a lo largo de la trama, antes de apostillar que no sabe "absolutamente nada" de lo que ocurrirá en la séptima entrega de la ficción tras lo ocurrido en el último capítulo de la sexta. En ese episodio, emitido simultáneamente en Estados Unidos y España la madrugada del domingo al lunes, salió a la luz la cara más fría de Sansa Stark. Además, unas confusas palabras de Ramsay Bolton, que violó al personaje de Turner en la quinta temporada, han dejado abiertas todas las hipótesis sobre la huella de ese traumático episodio en la joven hija del Señor de Invernalia. "Puede ser interpretado literalmente como que Sansa está embarazada pero yo creo que (Bolton) se refería más al trauma que le ha causado y en cómo se ha tornado más insensible y sádica", reflexiona Turner, que no es ajena a las numerosas conjeturas a las que da lugar la historia de Juego de tronos en internet.

Turner asegura haber "crecido junto a su personaje": "Tanto Sansa como yo estamos tratando de buscar nuestro camino, aunque ella lo está haciendo de forma mucho más rápida y mejor", bromea. En cuanto a la relación de su personaje con su hermano bastardo, Jon Nieve (Kit Harrington), que ha ganado importancia en la temporada que acaba de concluir, la británica sostiene que ha "ralentizado y limitado" la evolución de Sansa en algunos aspectos aunque también le ha dado el "poder de hablar claro". "Por otro lado, ella se beneficia de la sabiduría militar de él así que, al fin y al cabo, existe un beneficio mutuo que afecta a distintos aspectos", argumenta.

Pese a su juventud, esta joven británica ya ha trabajado en cinco películas, entre ellas X-Men: Apocalipsis, aún en cartelera en España, y Mi otro yo (2014), de Isabel Coixet. De la cineasta catalana dice que "mataría por volver a participar en una de sus películas". La actriz de Juego de tronos no revela nada de sus proyectos futuros, aunque sí admite que, a pesar de que le gusta el drama, también es posible que "encuentre su pasión", por ejemplo, en el terror y la comedia. "Sería una tontería por mi parte cerrarme a nuevos géneros", concluye la intérprete.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios