La TDT fortalece su puesta en marcha y se une a Italia

  • Las empresas audiovisuales se enfrentan por el proyecto de contenidos de pago

Los encontronazos empresariales en España no han impedido que las cadenas nacionales, englobadas en el desarrollo de la TDT en una asociación (Impulsa TDT), hayan firmado un acuerdo con el colectivo de emisoras italiana DGTVi para implantar un futuro modelo único europeo. Pese a ese convenio firmado en esta semana, en España el debate sobre la explotación de la TDT está en el aire sobre abrir o no la puerta a los contenidos de pago. La Sexta propugna abrir canales de taquilla en lo que ahora es una plataforma gratuita y presentará ante el Gobierno el proyecto. Los contenidos deportivos de pago son una ventana que quiere comercializar la productora Mediapro, accionista de referencia de La Sexta, y que controlará la liga de fútbol a partir de la temporada próxima (a la espera no obstante de lo que dicten los tribunales sobre la llamada guerra del fútbol con Sogecable). Telecinco, con capital mayoritario de Silvio Berlusconi, mantiene una posición muy firme contra estos intereses de La Sexta, con la que está en guerra a partir de la pérdida de los derechos de la Fórmula 1. Sogecable, propietaria de Cuatro, y enfrentada con Mediapro y La Sexta, por supuesto también veta los contenidos de pago en la TDT ya que interfiere en sus intereses en Digital +, plataforma de televisión de pago que ha puesto recientemente a la venta.

La editorial Planeta, propietaria de Antena 3, es la cadena privada que apoya un espacio de pago en la TDT, a lo que por ahora también se opone RTVE, que mantiene una posición de privilegio en los índices de audiencia de la nueva televisión.

Mientras que en España está muy enfrentado el sector por la taquilla en la televisión digital, en Italia la empresa de Berlusconi, Mediaset, es precisamente la más beneficiada con la explotación de contenidos de pago. En el país transalpino se pueden adquirir en los quioscos tarjetas para contemplar los partidos ligueros y otros acontecimientos de primer nivel. Durante el pasado año se vendieron más de 2 millones de tarjetas, con unos ingreso de casi 200 millones de euros. Desde La Sexta se ha defendido este modelo ya que los contenidos de pago vendrían a rentabilizar la explotación en un mercado que con la TDT quedaría muy fragmentado con más de 30 canales para elegir.

En Italia la taquilla en la TDT es un éxito pese a que su penetración es muy inferior la española, ya que menos de la cuarta parte de los hogares están preparados para el llamado apagón analógico. La cifra de penetración en España se eleva al 33 por ciento, a fecha del mes de mayo. Cuando queda poco menos de dos años para la eliminación total de la señal analógica (la de la antena de toda la vida), dos tercios de la población española aún no cuenta con decodificador. Hasta el mes pasado se habían vendido casi 10,2 millones de aparatos o televisores adaptados para sintonizar la TDT.

Con el acuerdo hispano-italiano en materia de implantación de la TDT, las cadenas buscan un modelo similar de sintonización para evitar incompatibilidades internacionales. Las asociaciones española e italiana también han acordado promociones conjuntas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios