Ramón García

"TVE está ahogada y para hacer buena televisión hace falta mucho dinero"

  • El presentador vasco, todo un veterano del entretenimiento en la televisión de nuestro país, está centrado en su actual espacio diario de radio en la Cope, 'La Tarde'.

Comentarios 3

Ramón García, popularmente conocido como Ramontxu, empezó su andadura profesional en la radio, aunque alcanzó la popularidad gracias a su trabajo como presentador de televisión; sobre todo en TVE, donde estuvo 16 años. El rey del entretenimiento, al frente de programas como el mítico ¿Qué apostamos? o Grand Prix, se tomó las uvas con los españoles desde Sol durante más de una década ataviado con su archiconocida capa. Ha vuelto a los micrófonos desde las cabinas de la cadena Cope, donde presenta La Tarde, programa que mañana miércoles emitirá sus contendios desde la capital cordobesa.

-La Tarde llega el miércoles a Córdoba. ¿Qué tienen preparado? ¿Alguna sorpresa?

-Por supuesto. El programa mantendrá su formato habitual pero vendrá cargado de sorpresas, con muchas cosas vinculadas a Córdoba y más de un invitado de la tierra. Además, creo que las fechas son idóneas para disfrutar de esta ciudad, que me encanta.

-Presenta este programa desde el pasado septiembre. ¿Lleva mejor el renunciar a la siesta que los madrugones?

-De los madrugones no me libro porque me levanto muy temprano para llevar a mis hijas al colegio y luego salgo pitando para la radio para preparar el programa, así que estoy en las mismas. Por otro lado no soy muy de siestas, así que por ahí lo llevo muy bien. Sí es verdad que antes tenía las tardes más libres y ahora no paro en todo el día.

-Aún así se le ve muy cómodo...

-Llevo un ritmo trepidante pero lo estoy. La Tarde es un programa muy dinámico, de actualidad, que toma el pulso a la gente, que toca muchos temas, en el que trabajamos todos los formatos periodísticos... El equipo lo forman diez personas trabajando a destajo desde muy temprano y nunca sabemos cuando hay que levantar un tema ya que la actualidad y, sobre todo, el oyente son los que mandan.

-Se define como un hombre de radio pero la televisión le dio popularidad. ¿Se plantea volver?

-Nunca lo he descartado, aunque estoy muy cómodo en la radio. Sería genial compatibilizar ambas.

-¿Se identifica con la televisión que se hace en la actualidad?

-Realmente, muchos de los formatos que ahora triunfan a mí no me interesan. Son etapas y épocas, modas quizás. La mía fue distinta.

-Su última aventura televisiva, ¿Conoces España?, fue fugaz. ¿Da miedo o vértigo volver a televisión y llevarse un batacazo?

-No, para nada. El final de ¿Conoces España? no me sorprendió porque teníamos un contrato de tres meses y se cumplió. Creo que era un programa muy digno y me gustó hacerlo. Es una pena que no siguiera. En cuanto a las audiencias, la televisión ha cambiado muchísimo. En mi etapa de presentador todo se medía de forma distinta, los programas duraban años. En la actualidad, excepto Gran Hermano, no hay programas veteranos y con una audiencia fiel como antes.

-En TVE ha desarrollado gran parte de su trayectoria profesional ¿Qué opina de lo que está viviendo en estos momentos?

-Me da pena. Muchísima. TVE era líder en todo y a día de hoy es un medio ahogado. Tiene cositas puntuales que funcionan, como algunas series y tal, pero el día a día allí tiene que ser muy difícil. Ser la tercera opción y ver cómo otras cadenas te pasan por encima y aplastan no debe ser fácil. Pero está claro que para hacer buena televisión hace falta dinero. Para todo. Sin dinero, al final, salen chapuzas.

-¿Cree que a la televisión actual le hace falta más programación para toda la familia?

-Sí, totalmente. Los programas no aguantan, la audiencia ni siquiera se aprende el nombre de los presentadores y para nada se reúne toda la familia delante del televisor. Deberíamos hacer una reflexión y plantearnos por qué se queman los productos. Ya no se quedan en el corazón de la gente.

-¿Cómo se toma uno las uvas desde casa?

-Eso es un placer de dioses, aunque mi capa siempre la tengo ahí, a punto, para lo que haga falta.

-¿A pesar de lo que aprietan las redes sociales y de lo que vivió Imanol Arias con su tupé?

- Charlé con él y lo pasó mal. Yo es que me quedé en los SMS...

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios