Un libro anónimo denuncia tiranía en la cadena francesa TF1

  • Cinco periodistas de TF1, primer canal de televisión francés, han elegido el anonimato para denunciar en un libro que se publicará este jueves la tiranía de su presentador estrella, Patrick Poivre d'Arvor y el mal clima laboral que impone en su telediario.

‘Madame, Monsieur, Bonsoir...’ es el título de esta obra conjunta que retoma la frase inicial con la que a 20.00 suele abrir su cita diaria con siete millones de franceses PPDA, siglas por las que se conoce al también escritor de éxito.

Según el diario ‘Le Parisien’, el editor de la obra, Marc Grinsztajn, encontró legítimo el proyecto de este colectivo anónimo de periodistas, porque sus miembros se lanzaron a él sin tener siquiera segura su publicación.

Mantiene que los cinco autores sólo pueden ser verdaderos periodistas de TF1 pues, en el clima de "sospecha y paranoia" existente en el canal, la búsqueda de informaciones como las que facilitan en sus páginas "resulta extremadamente complicada".

Precisa que algunos datos cambiaron en la versión final del libro para proteger a sus autores, que quieren conservar absolutamente el anonimato, y dice que también se quiso evitar que recaigan sospechas de su autoría sobre otros periodistas de la redacción.

En TF1 no existe contrapoder y la gente "tiene la sensación de vivir permanentemente bajo el ojo de 'El gran hermano'", añade el director de la editorial Panama.

En su opinión, el objetivo es abrir un debate, pues los periodistas tienen la sensación de que la cadena "está en un momento de transición".

‘Le Parisien’ destaca que, según explican en su prefacio, los periodistas anónimos no quieren "quemar la casa", sino "provocar un electroshock", comparable al que consideran que se vivió en ‘Le Monde’ cuando Pierre Péan y Philippe Cohen escribieron ‘La face cachée du Monde’.

Son también objeto del libro -subraya el diario- las particulares relaciones de TF1 con el presidente francés, el conservador Nicolas Sarkozy, cuya llegada al poder celebraron en la redacción algunas de sus figuras más destacadas, entre ellas PPDA, horas antes de que se hiciese oficial su victoria.

Otros periodistas, en cambio, han de defender en solitario la independencia del canal, ante ministros o ante, incluso, el propio Sarkozy, cuando estos se quejan de la elección de un tema o el enfoque dado a ciertos aspectos espinosos de su política, como el de los inmigrantes indocumentados.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios